El senador Francisco Chahuán junto al concejal Danilo Rojas y el presidente de la Junta de Vecinos de Lo Gallardo, Eduardo Barraza, se reunieron con el gerente de asuntos corporativos de Esval, Walter Droguett y el jefe zonal San Antonio de la sanitaria, Juan Carlos Flores, para plantearle la necesidad de que la empresa adopte las medidas para resguardar los ductos y matrices de ese sector frente al constante tránsito de vehículos de alto tonelaje, que hacen peligrar las instalaciones y ponen a la población en riesgo de sufrir un alud.

El parlamentario RN sostuvo que “si no se adoptan las medidas que garanticen la seguridad de los ductos y las matrices de agua potable del sector, evitando que camiones de alto tonelaje transiten  sobre donde están instaladas, se podría provocar un aluvión que afectaría a todo el sector de Lo Gallardo.”  Explicó que el gerente de Esval se comprometió a tomar medidas legales para resguardar el camino prohibiendo el paso de los vehículos.

Por lo mismo, dijo “pedimos las medidas preventivas para evitar roturas, ya se han registrado filtraciones”, llamando de paso a “evitar una tragedia y posibles aluviones.”

Junto al dirigente social, Héctor Araya, el presidente de la Junta de vecinos de Lo Gallardo, Eduardo Barraza, agradeció el respaldo del senador RN y manifestó su confianza en los resultados de la reunión pues, a su juicio, tal como está la situación “es una bomba de tiempo”, asegurando que de no tomarse las medidas “vamos a tener una desgracia.”

Por su parte, el concejal Rojas precisó que el problema se ha suscitado con el tránsito de camiones que trasladas áridos, cuyo peso es oscila entre las 9 toneladas estando vacíos y sobre las 24 toneladas con carga, “lo que significa que en algún momento los ductos de agua potable del sector se van a reventar, pudiendo hacer desaparecer gran parte del pueblo”.