· Presidentes de Juntas de Vigilancia de río Aconcagua sostuvieron ante Comisión del Senado que existe una batería de proyectos para enfrentar la crisis hídrica y que urge concretarlas a la brevedad para evitar el racionamiento.

Un llamado al Ministerio de Obras Públicas para que tome una decisión política en torno a la concreción del embalse Puntilla del Viento y adopte las medidas estructurales necesarias para enfrentar la escasez hídrica en la región de Valparaíso hizo el senador Francisco Chahuán, luego de que la Comisión Especial sobre Recursos Hídricos, Desertificación y Sequía de la Cámara Alta presenciara la exposición de los representantes de las Juntas de Vigilancia del Río Aconcagua, quienes advirtieron que el abastecimiento de agua potable para el próximo verano está en riesgo.

Chahuán, quien integra dicha instancia legislativa, dijo que “es importante que la gente sepa que el abastecimiento de agua potable para el gran Valparaíso está en riesgo durante el verano próximo y para enfrentar esta situación de emergencia hay que definir inversiones en materia de infraestructura para recursos hídricos”.

Junto a los presidentes de la primera y segunda secciones del río Aconcagua, Javier Crasemann y Mauricio Hargous, indicaron que la manera de abordar la crisis pasa por un embalse de cabecera, como es la Puntilla del Viento y diversos otros embalses menores, como el de Catemu o Los Aromos.

El senador lamentó que “esto involucra proyectos que comenzaron a idearse hace 100 años y se han ido postergando”, pero valoró que el ministro de Obras Públicas va a tomar una decisión respecto de Puntilla del Viento el próximo 30 de noviembre”. Sobre el particular, Hargous subrayó que se trata de un “proyecto terminado y con resolución ambiental vigente, es una decisión política se podría tomar para partir construyendo mañana para dar solución a las 540 familias que viven en la zona”.

Por lo mismo, valoró que la comisión apoyara la voluntad para avanzar en la materia y “va a urgir al Ministro de Obras Públicas y a la Presidenta para que estas iniciativas se concreten.” Agregó que “estamos en quinquenio más seco de la historia de la región de Valparaíso y esto implica tomar decisiones de fondo, por lo que el llamado es a que el 30 de noviembre se resuelva invertir en obras de riego no sólo en las provincias de Petorca, San Felipe, Los Andes y Quillota, sino también en Valparaíso y San Antonio”.

Por su parte, Hargous explicó que las cuatro secciones fueron invitadas por el senador Chahuán a exponer la situación por la que atraviesa el Valle, sus necesidades y los proyectos a largo plazo que sustentarían la agricultura y el agua de bebida de Valparaíso, en “condiciones de sequía que suponen un grave riesgo.” En esa línea, dijo, “presentamos una batería integral de proyectos, con embalses de cabecera, laterales, algunos ya perforados y funcionando, la ampliación los Aromos para agua potable, todas iniciativas que ya hemos hecho llegar a la Presidenta.”

Crasemann, en tanto, insistió en que existe un retraso de 100 años para abordar este tema y ello implica que el agua potable en el Gran Valparaíso no está asegurado, pero aparentemente existiría falta de conciencia de la gravedad del problema en la ciudadanía a lo que se suma que tras 5 años de sequía seguimos sin un pronunciamiento en torno a las obras que se requieren.