Una serie de gestiones han realizado esta mañana en Santiago el senador Francisco Chahuán y el rector de la Universidad de Valparaíso, Aldo Valle, con miras a lograr que el Estado adquiera el inmueble donde antiguamente se albergaba el Hospital Ferroviario, con el objetivo que ahí se instale el Hospital Clínico de esa casa de estudios superiores.

Luego de reunirse con la ministra de Bienes Nacionales, Catalina Parot, el gerente inmobiliario de Ferrocarriles del Estado, René Barrientos y representantes del Ministerio de Salud para abordar el tema, el legislador explicó que “la propuesta de instalar ahí el Hospital Clínico de la Universidad de Valparaíso es muy importante, pues ofrecería la posibilidad de incorporar un nuevo centro asistencial a la red pública de salud e implicaría un aporte sustancial tanto por concepto de camas, como por la opción de generar especialistas”,  esto considerando que la Universidad de Valparaíso es la segunda que genera mayor número de ellos, después de la Facultad de Medicina de la U. de Chile.

A juicio del senador, adicionalmente, la acción “resultaría oportuna para rediseñar la red hospitalaria de la región”, razón por la cual habría sostenido contactos con el Intendente de Valparaíso, Raúl Celis, para avanzar en la idea.

El parlamentario lamentó que “la ciudad de Valparaíso ha perdido 5 hospitales en los últimos 15 años y en ese contexto resulta oportuno y necesario poder asegurar que el ex hospital Ferroviario siga operando y para que eso sea posible ahora hemos dado una alternativa: que sea a través de convertirlo en un hospital clínico de la Universidad de Valparaíso”.

Vale señalar que el valor del inmueble se ha establecido en  670 millones de pesos, que es el mínimo ofrecido en la última de las tres licitaciones que han sido declaradas desiertas.  “Es una opción viable, pues los costos operacionales serían absorbidos por la propia Universidad, que necesita campo clínico”, concluyó Chahuán.