• Iniciativa legal fue presentada por el senador Francisco Chahuán junto a los padres de Konrad, un niño de tres años que fallecido luego de ser succionado por un ducto sin protección en Osorno, y establece un cuasidelito para los dueños o administradores de piscinas públicas.
Hasta el Congreso Nacional llegaron los padres de Konrad, menos de sólo tres años que el pasado febrero de 2018 en medio de un paseo familiar, terminó perdiendo la vida luego de ser succionado y quedara atrapado en un ducto de descarga que no tenía una reja de protección.
 
“Konrad falleció el 9 de febrero de este año en Puyehue, en una piscina de 80 centímetros de alto, porque el joven encargado comenzó a succionar y limpiar la piscina con nosotros adentro, mi hijo fue succionado de cuerpo completo por el tubo de desagüe”, señaló aún desconsolada Alejandra Mondaca, madre del pequeño Konrad, la misma que hoy junto a su esposo exigen medidas más estrictas e iniciaron un cruzada para evitar que otros padres vivan la traumática experiencia de perder un hijo por una negligencia en una piscina pública.
Hans Schulz, padre del menor señaló que “estamos a espera de  la formalización, después de un año ellos están libre, nadie ha respondido por la muerte de mi hijo. El caso de mi hijo no es único en Chile, el 4 de agosto de este año ocurrió lo mismo con Juanito de 11 años en el complejo turístico en Iquique. El llamado es que por favor formalicen a las personas responsables, en el caso de mi hijo esto no fue un accidente, fue una negligencia”.
Por este motivo, el senador Francisco Chahuán presentó un proyecto de Ley que busca endurecer las penas y sanciones a los administradores o dueños de locales que tengan piscinas públicas y que no cuenten con todas las medidas de seguridad necesarias para evitar este tipo de accidentes.  “Hemos decidido avanzar en un proyecto de ley que establece un cuasidelito específico para aquellos que son los responsables y administradores de piscinas pública para los efectos se tomen todas las medidas de rigor para impedir la posibilidad de succión de personas en las piscinas públicas”.
Por su parte de la diputada RN Paulina Núñez, criticó la actual normativa que rige en las piscinas públicas y privadas. “Por eso el llamado es a trabajar en conjunto, el Poder ejecutivo, nosotros desde el Parlamento y poder decir que nuestro país puede entregar mayor seguridad a las familias chilenas. Que la muerte de Konrad no sea en vano y podamos mejorar los estándares porque hoy están a años luz de países desarrollados en las piscinas públicas”.
La Subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, puso el énfasis en el rol fiscalizador de las Seremías de Salud a lo largo del país para prevenir estos accidentes. “como Misterio de Salud hemos elaborado una nueva normativa que vamos a llevar a consulta pública para aumentar las exigencias desde el punto de vista de seguridad y eso corresponde a las rejas para prevenir y todo lo que corresponde a la mantención de las piscinas, con respecto a los filtros, a las caídas y el hundimiento”.
El llamado de los padres y del senador Chahuán fue a aplicar todas las medidas necesarias e incluso adoptar un protocolo de succión en caso de emergencia al interior de las piscinas públicas y privadas, de manera de evitar que nuevas víctimas que sumen a la lamentable lista.