Tal y como se había comprometido el 23 de abril pasado en el cerro Mariposa de Valparaíso, el senador Francisco Chahuán llegó hasta la Moneda con el superintendente y el comandante del Cuerpo de Bomberos de este Puerto, Miguel Sánchez y Ricardo Rodríguez, respectivamente, para juntos plantearle al ministro del Interior la urgencia de disponer de tres carros bomba para la ciudad, considerando las dificultades que impone la topografía para combatir los incendios.

Tras el encuentro, el senador valoró la voluntad  del ministro Andrés Chadwick –quien actualmente oficia de vicepresidente de la República- de darle pronto despacho a esta solicitud y sostuvo que “creemos posible disponer con los nuevos vehículos antes de fin de año”.  La idea es que los tres carros mejoren los tiempos de respuesta frente a emergencias en Laguna Verde, Rodelillo y Placeres.

Precisó Chahuán que “hemos planteado la necesidad de contar con estos recursos técnicos, particularmente tras lo ocurrido en el cerro Mariposa  y, poco antes, en Rodelillo y Placeres”.

El vicepresidente de la República, Andrés Chadwick afirmó que “hemos tenido una reunión muy provechosa, me han traído el proyecto para poder avanzar en aquello que tuvimos la oportunidad de constatar junto al Presidente Piñera cuando estuvimos en el cerro Mariposa y que es poder dotar a Valparaíso de tres nuevas unidades para combatir incendios forestales, de manera que su Cuerpo de Bomberos cuente con una mejor infraestructura para enfrentar ese flagelo tan grande que tienen nuestros cerros del Puerto, de verse expuestos a estos incendios que generan daños humanos y materiales tan grandes.”

El superintendente, Miguel Sánchez, manifestó su “esperanza de que esto se pueda concretar lo más rápidamente posible, de manera que la próxima temporada de incendios forestales ya podamos contar con estos carros tan necesarios para la ciudad.”

En tanto, el comandante Ricardo Rodríguez dijo que el compromiso de la autoridad constituye “una gran noticia, que vamos a recibir con mucho halago, ya que es algo muy necesario”.  Añadió que “nuestra topografía es muy complicada en comparación al resto del país, por lo que esos tres carros son muy necesarios para los incendios forestales que se produzcan en el futuro.”

Vale señalar que cada carro tiene un costo aproximado de 550 millones de pesos y para su adquisición se debiera llamar a licitación, donde normalmente participan empresas francesas y norteamericanas.