El presidente de la Comisión de Transportes, seandor Francisco Chahuán informó que dicha instancia abordó hoy una serie de alegatos realizados por líneas aéreas locales respecto que la Junta de Aeronáutica Civil estaría vulnerando el principio de reciprocidad que existe para operar el espacio aéreo nacional, al autorizar a dos firmas extranjeras a operar en Chile, convirtiéndonos en el único país del mundo donde no se estaría respetando dicho principio.

El parlamentario precisó que la queja, interpuesta particularmente por Pal respecto de una línea mexicana y otra sueca, derivó en el acuerdo de la instancia legislativa en torno a solicitar una opinión jurídica a la Comisión de Constitución del Senado respecto de si es posible, a través de una declaración exenta de la Junta de Aeronáutica, poder modificar una ley –tema contemplado en decreto ley 2564 de 1979- que establece  el principio de reciprocidad entre los elementos de la política aerocomercial”.

El legislador dijo que en la ocasión también se plantearon inquietudes respecto de las condiciones de seguridad en que circulan estas aerolíneas, considerando que se habrían producido incidentes en que una de ellas habría estado involucrada.  En ese contexto, Chahuán indicó que“hemos oficiado a la Dirección de Aeronáutica Civil para que se expliquen las condiciones en que están sobrevolando las aerolíneas nacionales y extranjeras” y subrayó que “las naves que operen en nuestro país deben tener condiciones simétricas de seguridad, pues si bien queremos facilitar el acceso a los pasajeros a viajes más baratos, eso no puede ser a costa de su seguridad.”

Asimismo, sostuvo que “debemos incorporar fórmulas legales para proteger a los usuarios, pues no se pueden repetir situaciones como la ocurrida con la línea aérea Pluna, que dejó a más de mil chilenos con pasajes tomados y nadie les respondió y por esa razón presentamos un proyecto para hacer susceptible de reclamaciones ante el Sernac la las empresas de transporte aéreo, cosa que hoy no existe”.