·         Ante arremetida peruana, instancia legislativa pedirá a la Cancillería y el Ministerio de Agricultura liderar las acciones e invitó a su próxima sesión a ministros Heraldo Muñoz y Carlos Furche, además de representantes de la Dirección de Comercio (Direcom) y de la Asociación de Productores de Pisco.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, senador Francisco Chahuán, manifestó su confianza en que dicha instancia resuelva en su próxima sesión que será el Estado de Chile el encargado de encabezar la defensa de la denominación de origen del pisco chileno, toda vez que expresó su preocupación por lo que calificó como una “agresiva campaña peruana” respecto de la bebida alcohólica producida en territorio nacional.

Tal como ya lo había anunciado, el parlamentario recordó que  se invitó a participar en la próxima sesión al canciller Heraldo Muñoz y al ministro de Agricultura, Carlos Furche, además de representantes de la Dirección de Comercio (Direcom) y de la Asociación de Productores de Pisco para abordar el tema.

El parlamentario acusó que “la agresiva campaña peruana por la denominación de origen del pisco ha redundado incluso en acciones legales en nuestro país frente a la solicitud de una nueva marca por parte de una compañía pisquera chilena”.  En este contexto, resaltó que “el primer alambique chileno en que se produjo pisco data de 1585, muy anterior a cualquier otra producción peruana de aguardiente de esta naturaleza, en tanto que la denominación de origen chilena se remonta a 1931, muy anterior a cualquiera del Perú.”

A juicio del presidente de la Comisión de RR.EE., “Perú ha intentado traer a nuestro país la guerra por la denominación de origen del pisco, cuestión que nosotros consideramos debiera motivar una defensa por parte del estado de Chile, representado por los ministerios de Agricultura y Relaciones Exteriores.”

Precisó Chahuán que “esa defensa debiera extenderse a cualquier otra denominación de origen que pudiera ser objeto de controversia con otros países” y afirmó que “nos parece serio que Perú haya iniciado acciones de esta naturaleza de este tipo en cuatro países a los cuales se exporta pisco chileno, lo que demuestra que existe una campaña agresiva para los efectos de hacerse del mercado chileno, que es el más grande en el mundo.” 

Finalmente, el senador sostuvo que “el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) debe seguir fiscalizando para que el aguardiente  que se importa desde Perú a Chile no tenga denominación de pisco, puesto que éste corresponde a la producida  bajo ciertas condiciones en las regiones de Atacama y Coquimbo y por lo tanto no hay posibilidad alguna que el aguardiente importada desde Perú se denomine pisco”.