Una intensa agenda que contempla para mañana una visita la prisión militar de Ramo Verde han llevado a cabo los parlamentarios de la Alianza que viajaron a Venezuela con el objeto de observar in situ las vulneraciones a los derechos fundamentales y a las libertades pública y políticas que se estarían registrando en dicho país.

El senador Francisco Chahuán y los diputados José Manuel Edwards y Felupe De Mussy informaron que han sostenido encuentros “con los representantes de los partidos políticos y movimientos de la Mesa de Unidad Democrática y organizaciones de Derechos Humanos, entre éstas, el Foro Penal, que ha estado denunciando vulneraciones a los derechos humanos, particularmente torturas y secuestros.”

El senador que integra la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta dijo que también se han reunido con estudiantes y dirigentes que han estado encabezando las movilizaciones sociales en Venezuela.”

Chahuán expresó que “el diálogo que se ha generado en el país debe ser conducente al pleno respecto de las libertades políticas, de expresión y de los derechos humanos”, añadiendo que han tenido la posibilidad de constatar situaciones como el secuestro y desaparición de la periodista Nairobi Pinto, entre otras, razón por la cual hicieron un llamado utilizar el diálogo como mecanismo para resolver los problema.

Junto al diputado José Manuel Edwards reiteró que “somos respetuosos de la democracia venezolana y tenemos certeza de que ellos puedan resolver sus propios asuntos, pero queremos manifestar nuestra esperanza en que el diálogo sea conducente a la normalidad democrática e institucional”.

Edwards, en tanto, explicó que “mañana vamos a visitar a los opositores que el gobierno de Maduro tiene presos bajo una supuesta ley antiterrorista, entre ellos están los dos alcaldes que han sido acusados de sedición, al igual que el líder nacional, Leopoldo López”.

El también integrante de la Comisión de RR.EE de la Cámara Baja valoró la visita a Venezuela y el hecho de que “nos hemos podido juntar víctimas que han relatado en detalle y  con toda candidez las brutalidades y las torturas que han sufrido”.

Por su parte, el diputado De Mussy, sostuvo que “es condenable desde todo punto de vista comprobar cómo se han vulnerado los derechos fundamentales de las personas que no están de acuerdo con el régimen de Nicolás Maduro, esto será planteado en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja, para pedir las sanciones más energéticas en contra de los responsables de estos atropellos”.

También invitó a todos “sea cual fuere su postura política, a condenar estas situaciones, ya que los derechos humanos son iguales en todas partes, esto es universales e intransables”, agregando que “hemos comprobado el dolor que existe acá de miles de personas, no de una minoría como señala el gobierno en Venezuela y que replican algunos sectores en Chile que se creen dueños de los derechos humanos que solo a ellos les interesa y conviene”.