Una reunión con el Ministro de Transportes, Pedro Pablo Errázuriz, sostuvo en el Congreso una veintena de dirigentes y representantes de los gremios transportistas de la Región de Valparaíso quienes, acompañados por los senadores Ignacio Walker y Francisco Chahuán, manifestaron al secretario de Estado sus inquietudes en torno alto déficit de conductores que los afecta y al futuro inmediato del sector.

En la ocasión, el senador Walker explicó que “actualmente en nuestra Quinta Región tenemos 2200 máquinas licitadas en el sector urbano y 4000 mil trabajadores, es decir, más o menos 2 trabajadores por máquina, en circunstancias que lo mínimo debería ser 3 choferes por cada unidad”.

A juicio del parlamentario, el problema se agrava considerando los horarios de trabajo a los que están sometidos los choferes y que en algunos casos llegarían a turnos de 15 horas diarias. “Le hemos planteado al ministro Errázuriz la posibilidad de implementar la nueva ley que permite simuladores profesionales para disminuir el plazo excesivo en la obtención de las licencias y bajarlo de 6 a 2 años”.

En tanto, el senador y presidente de la Comisión de Transportes, Francisco Chahuán, precisó que “la problemática se concentra en el défitit de conductores profesionales en el sistema de transportes y en ese sentido le hemos pedido al ministro que pueda generar las condiciones para que se implemente en la Región la nueva ley de simuladores que permitirá acortar los plazos para tener conductores profesionales habilitados.” En segundo lugar, indicó, “tal como se ha señalado, es necesario que la ley de subsidio al transporte público establezca el efecto espejo para las regiones para usarlos específicamente para el transporte rural, cuestión en la que hemos avanzando pero para la cual falta afinar detalles, y que eso permita aumentar la fiscalización a través de GPS”. Sobre el particular, dijo que “la idea es establecer financiamiento estatal adicional a través de la franquicia Sence para que los conductores profesionales puedan optar a la licencia que los habilite para el transporte de pasajeros.”

Para el presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores del Transporte Público y de Pasajeros, Óscar Cantero, el problema medular es la falta de choferes que han emigrado en busca de mejores perspectivas laborales debido a lo extenuante de las jornadas de trabajo. “Llevamos muchos años denunciando esta situación a la dirección del trabajo pero sabemos que las capacidades que tiene de fiscalización no son muy amplias y es por ello que hemos llegado al los senadores Ignacio Walker y Chahuán, quienes nos han conseguido esta audiencia con el ministro de Transportes”, señaló el dirigente.

Cantero valoró que la nueva ley permitirá aumentar el número de conductores “pues actualmente en la región hay 4 mil conductores y se necesitan del orden de 7 mil, cuyas remuneraciones varían en promedio entre 400 y 500 mil pesos por 15 horas de trabajo”.

El vicepresidente del Consejo Superior del Transporte de la V región, Patricio Jorquera, se sumó alas palabras de Cantero y señaló que “estamos conscientes que hoy no podemos cumplir con la normativa completa, por lo que esperamos poder contar con la ayuda y colaboración del gobierno”. Finalmente, el Ministro Errázuriz destacó el rol que cumplen los conductores del transporte público en la sociedad y valoró la ley que dispondrá simuladores, “pues se dará una capacitación mucho más profunda en un tiempo menor, eso permitirá que aparezcan nuevos conductores”. Agregó que se contempla el financiamiento Sence y destacó que pronto se comenzará a trabajar ley de subsidio al transporte público que nos va a entregar herramientas para una mejor fiscalización.