· Senador Chahuán subrayó que “no existe el mal llamado triángulo terrestre y defenderemos nuestra soberanía”, aclarando eso sí que “no es nuestra idea violentar la relación con Perú”.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Francisco Chahuán, reiteró la necesidad de que Chile tenga una posición firme y categórica de protección de su integridad territorial y planteó que, “mientras Perú no corrija sus decisiones, hemos planteado la suspensión de toda reunión futura”, en alusión a la aprobación del Congreso peruano de un distrito que establece en sus límites territorio chileno, lo que calificó como “una agresión”.

Las declaraciones las formuló el parlamentario luego del almuerzo sostenido con el canciller junto a integrantes de las Comisiones de RR.EE. del Senado y la Cámara de Diputados, además de miembros del equipo jurídico que defiende a Chile frente a la demanda marítima boliviana, ocasión en que se evaluó la posibilidad de convocar a ambas instancias a sesionar en forma conjunta en Arica.

El titular de la instancia comentó que hay al menos tres reuniones proyectadas con Perú, las que a su juicio no debieran llevarse a cabo en este contexto. Dijo que pronto sostendrá un encuentro con Ascanio Cavallo para abordar una estrategia que involucre a todos los actores que han participado en el proceso llevado a cabo en La Haya y enfatizó que “Chile debe estar a tono en este tema, no existe el mal llamado triángulo terrestre y no aceptaremos que se establezca un distrito peruano en espacio chileno; defenderemos nuestra soberanía y un gesto posible en ese sentido podría ser convocar a las comisiones de RREE en Arica”, sin descartar que pueda ser otro.

A propósito de la controversia, Chahuán sostuvo que “no es nuestra idea violentar relación con Perú, pero se requiere reforzar un concepto que Chile tiene descuidado, que es el de fronteras interiores, establecer condiciones para fortalecer la vinculación y los recursos que el Estado de Chile entrega a Arica y otras zonas, pues las propias autoridades han reclamado respecto de la disminución presupuestaria, lo que es un tema complejo”.

En esa línea, insistió en la necesidad de fortalecer la Cancillería y llamó al Gobierno a entender que aquello es urgente “no pensando sólo en la coyuntura, sino para poder asumir una actitud proactiva y tener una prospección respecto de adónde queremos ver a Chile dentro de los próximos años, pues aquello no pasa sólo por nuestra inserción comercial y económica, sino además por una vinculación política, lo que implica más recursos humanos, técnicos y económicos.”

Sobre la visita a Chile del canciller de Bolivia, David Choquehuanca, afirmó que “es más de lo mismo, generar golpes de efecto comunicacionales”, aunque admitió que “su presencia es una preocupación, y por lo mismo dijo que nosotros debemos ser capaces de generar una mayor espalda comunicacional para el despliegue de parlamentarios, ex Presidentes y la Cancillería”.