Representantes del frente amplio ciudadano de Concón que se constituyó en agosto pasado para oponerse a la construcción de una termoeléctrica en dicha comuna, manifestaron nuevamente su rechazo al proyecto de Refinerías Aconcagua (ENAP) y pidieron que sea reevaluado por las autoridades pertinentes y la comunidad, considerando que las condiciones en que fuera aprobado hace 5 años han cambiado y que hoy la zona está afectada por una escasez hídrica.

La manifestación, realizada en el Congreso, contó con la presencia del senador Francisco Chahuán, el diputado Rodrigo González, el alcalde (s) de Concón, Paulo Pérez y la presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, Elda Arteaga, entre otros representantes de la comunidad, quienes rechazan la viabilidad de la iniciativa pues ya se cumplieron 5 años desde la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental para la termoeléctrica que la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) proyecta construir 1,5 kilómetros al oriente de la rotonda de Concón, en la desembocadura del río Aconcagua.

Elda Arteaga  explicó que “no estamos de acuerdo con la termoeléctrica puesto que va a aumentar los índices contaminantes que ya tenemos en la comuna, más aún si ya hay una planta de petcoke”.  Agregó que “el proyecto data de 2007 y la calidad del aire ha cambiado mucho desde entonces y por eso solicitamos que se revise”, subrayando que “una planta termoeléctrica de 590 MW para nosotros es demasiado y quedaría en medio de una ciudad que hoy apuesta por el turismo.”

Lamentó que “esto no le hace bien a la comuna ni a la salud de las personas, porque lamentablemente no se suman los índices contaminantes de todos los proyectos, sino que se evalúan por sí mismos y ese es un vacío legal” y apeló al criterio de Enap central, pues “éste no es un tema de Enap en Concón”.

El senador Chahuán, en tanto, “destacó que la oposición al proyecto ha convocado a las fuerzas vivas de la comuna, pues se trata de una termoeléctrica que podría aumentar la contaminación que ya tiene la zona”.  Precisó que Enap ha ingresado una solicitud de pertinencia para poder echar a andar el proyecto y los servicios públicos deberán pronunciarse al respecto, pero “nosotros queremos que consideren que han cambiado las condiciones; y el giro de la Refinería le impide vender energía al SIC”.  Dijo que “éste es un tema que tendrá que ser debatido y queremos que los servicios pongan atención al momento de aprobar o no la pertinencia”.

El diputado González coincidió con el senador respecto de que la Refinería no podría vender electricidad al SIC y en que han cambiado las condiciones generales, señalando que “hoy hay una planta de petcoke que no existía hace 5 años, por lo que la pertinencia ambiental que se aprobó en aquella oportunidad, a juicio nuestro, está caduca y tiene dudosa legalidad”.

En virtud de lo anterior, dijo que “recurriremos a los Tribunales para impugnar una eventual aprobación de la planta pero, sobre todo, vamos a actuar en unidad para impedir que se perpetre un nuevo atentado a la calidad de vida de nuestra comuna, que es esencialmente turística”.