El senador Francisco Chahuán destacó la calificación favorable de la Subsecretaria de Medio Ambiente al Informe Ambiental que modifica el plan regulador de la comuna de San Antonio y permitirá el cambio de uso de suelo necesario para ampliar el terminal marítimo y la creación de espacios públicos para la comunidad, por lo que calificó la medida como la “decisión técnica y política más importante de los últimos 30 años” para esta ciudad.

En ese sentido, coincidió con el seremi de Medio Ambiente, Gonzalo Le Dantec y el gerente general de la Empresa Puerto San Antonio (EPSA), Aldo Signorelli, quienes valoraron la medida por su impacto positivo para la ciudad.

Chahuán sostuvo que “el cambio de uso de suelo al norte y sur del puerto de San Antonio es una de las decisiones más importantes y estratégicas para proyectar este terminal marítimo hacia el futuro y generar las condiciones necesarias para pemitirle recibir los buques post panamax, pues va a aumentar su capacidad de carga e infraestructura”.

Destacó que la medida va a hacer posible habilitar un paseo costero en el norte “permitiendo que los ciudadanos se apropien del espacio público” y aseguró que “esto dice relación con uno de los temas más centrales que ha tenido el puerto y la ciudad de San Antonio pensando en los próximos 20 ó 30 años, abordando el desarrollo urbanístico e inmobiliario hacia el norte y asegurando infraestructura portuaria de envergadura hacia el sur.”

Por lo mismo, dijo sentirse “orgulloso de haber sido parte de este proceso junto con EPSA y la comunidad, en lo que constituye la decisión técnica y política más  importante que ha tenido San Antonio en los últimos años.”

Por su parte, el seremi Le Dantec explicó que “ésta es la primera evaluación ambiental que aprobamos en la región y va a permitir a la comuna de San Antonio la ampliación de la zona portuaria a su máxima capacidad, sin dejar de considerar los objetivos ambientales que son relevantes, de manera que el desarrollo de la comuna y el puerto sean sustentables en el tiempo, no sólo en materia económica, sino también en materia medioambiental”.

En tanto, el gerente general de EPSA, Aldo Signorelli, manifestó su alegría por los logros obtenidos tras 13 meses de conversaciones con más de 150 grupos y movimientos de San Antonio, en que todos han estado de acuerdo con que debe haber crecimiento, que el Puerto deje más y que existan más áreas públicas.”

Signorelli resaltó las jornadas de participación ciudadana y la acogida que tuvo la noticia en torno al desarrollo urbanístico del sector norte para el uso de la comunidad, precisando que van a comenzar por el propio edificio de EPSA, que se va a hacer en Camanchaca.

Aseguró que se trata de una decisión “importante, porque nosotros tenemos que estar actuando permanentemente para ser competitivos frente a un sistema marítimo portuario que contempla naves cada vez más grandes y, por ende, exige contar con terminales adecuados.”  Al respecto, dijo que “los plazos que tarda un puerto en desarrollarse exigen que nos adelantemos, y es por eso que nosotros empezamos hace tiempo y de cara a la comunidad, para hacerlo crecer.”

El gerente agregó que “nuestra capacidad contratada hoy es del orden de los 20 y 25 millones de toneladas, que se expresan en 2 millones de contenedores al año”, y puntualizó que “en la primera etapa del lado sur vamos a poder mover un millón y medio; en una segunda etapa serán dos, hasta llegar a los 8 millones, por lo que estamos hablando de un puerto cuatro veces más grande que lo que tenemos contratado hoy día”. 

La Resolución de la Subsecretaría

La Subsecretaria del Medio Ambiente, en su pronunciamiento al Informe Ambiental  de la modificación del Instrumento de Planificación  Territorial denominado  “Plan Regulador Comunal de San Antonio, Sectores Portuario Sur y Norte”, indicó que la modificación cumple con los requisitos mínimos de la metodología de la Evaluación Ambiental Estratégica, referente al cambio de uso de suelo. Dichos requisitos mínimos del proyecto apuntan a que el proyecto debe ser sustentable, dando respuesta a la dimensión económica, social y ambiental de la zona.

Dicha modificación tiene por propósito generar los espacios necesarios y adecuados para ampliar la actividad portuaria de la Empresa Portuaria de San Antonio, para que el puerto pueda tener la capacidad de operar con grandes embarcaciones como los buques post Panamax (que por sus dimensiones ya no pasan por el Canal de Panamá).

La modificación del Plan Regulador Sur y Norte es para recibir el arribo de dichos buques con capacidad de carga de 8.000 y 11.000 contenedores en un sólo arribo. Esto, en el marco de la necesidad de crecimiento que requiere la comuna para que su actividad portuaria se amplíe.

De esta forma, EPSA y la Municipalidad establecieron un acuerdo de levantar todo el potencial de suelo posible para uso portuario en el sector sur del puerto de san Antonio, donde en compensación a ese suelo, la empresa entregara un paño en el sector norte para convertirlo en área de parques y jardines de uso público.

Medidas ambientales comprometidas ante proyecto ampliación del puerto

Lo que se ha aprobado como Subsecretaria del Medio Ambiente son las condiciones ambientales del proyecto a través del cumplimiento de objetivos ambientales que están regulados como por ejemplo:

1.- La construcción y habilitación de parques y jardines en el sector norte del puerto

2.- Velar porque las condiciones de la ampliación del puerto principalmente con la desembocadura del Río Maipo no se vean alteradas, y mantenga el eje dentro de las áreas estuarinas que tiene un régimen dinámico.

3.- Establecer un perímetro “de aislación acústica” de manera de evitar el impacto acústico del plan de San Antonio dada la actividad portuaria proyectada.

4.- Se estará monitoreando el fondo marino del puerto ante la caída de residuos y derrames para  evitar que se acumule sedimento en el fondo de la bahía. De esta forma se realizara cada tanto tiempo un dragado de éste.

El proyecto entrará como EIA  al Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental