Junto al jefe de la bancada de los diputados de Renovación Nacional, Alberto Cardemil, el presidente (s) y vicepresidente de ese partido, Baldo Prokurica y Francisco Chahuán, respectivamente, reiteraron una vez más que la posición de la mesa de ese partido no ha variado y que siguen esperando un “esfuerzo de generosidad mayor de parte del Gobierno para llegar a los 200 mil pesos como sueldo mínimo”.

En la sede central de dicha tienda los parlamentarios aclararon que “la posición de la mesa de RN no ha cambiado, queremos continuar en el trámite del Senado en un diálogo a través del cual creemos que vamos a convencer al gobierno de la necesidad de poder mejorar esta cifra (193 mil), porque creemos que las condiciones económicas del país permiten, sin producir un daño a la economía y a la estabilidad, mejorar actual propuesta del Gobierno”, sostuvo Prokurica.

Si bien el senador Chahuán destacó que el Ejecutivo recogiera el planteamiento de RN y haya propuesto establecer un sistema que fija elementos objetivos para fijar salario mínimo alejándolo de la contingencia, “con misma fuerza queremos un esfuerzo adicional y que acoja nuestra solicitud de llegar a los 200 mil pesos, que ha sido estudiada por la comisión económica del partido y el Instituto Libertad y que, lejos de ser populista, tiene que ver con necesarias dosis de realismo en el país”.

El legislador aclaró en que “esto no es un gallo con el Gobierno”, sino “una petición de que considere, en un esfuerzo mayor de generosidad, establecer un umbral de aumento para los próximos 12 meses que permita un salario mínimo de 200 mil pesos, para lo cual hemos hecho varias propuestas, oyendo  a los técnicos y calculadas en base a un aumento de la productividad del 2,1%, un pronóstico de inflación subyacente de 2,9% y una tasa de crecimiento de 5%”.

Por su parte, Cardemil dijo que la “enorme mayoría de los diputados han expresado su respaldo a la idea o aspiración de lograr sueldo mínimo de 200 mil pesos, ojalá este año, acercarse lo más posible a la cifra si los argumentos lo hacen imposible o tenerlo visualizado en un futuro próximo, porque los 200 mil pesos son una cifra emblemática para la familia de los trabajadores chilenos.”

El jefe de la bancada RN en la Cámara Baja indicó que “hemos respaldado con fuerza y actuado en consecuencia para buscar ese objetivo y seguiremos haciendo esfuerzos para destrabar el debate, que se hará en el Senado, pues es lo que nos corresponde como diputados oficialista: dialogar con el gobierno.