Los senadores Hernán Larraín y Francisco Chahuán manifestaron su rechazo por lo que a su juicio constituye un incumplimiento del acuerdo asumido por el Gobierno de informar al Congreso sobre los avances y alternativas para resolver la llamada deuda histórica de los profesores y llamaron al Ejecutivo a dar explicaciones.

Mediante un oficio despachado desde el Senado, ambos parlamentarios solicitaron a los ministerios de Educación y Hacienda informar por el no cumplimiento de una norma incorporada en la Ley de Presupuesto de 2013, que obligaba al “Ministerio de Educación de informar a las Comisiones de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Senado, de Educación, Deportes y Recreación de la Cámara de Diputados y a la Comisión Especial Mixta de Presupuesto, al 30 de abril de 2013, la forma en que el Gobierno ha tratado y resuelto la denominada deuda histórica de los profesores municipales por el pago de la asignación contemplada en el decreto ley Nº 3551”, según consta en el documento dirigido al Ejecutivo.

El senador Larraín aseguró que insistirán hasta que el Estado pague la deuda con el profesorado. Recordó que “cuando discutimos la Ley de Presupuesto en la partida de Educación, como una manera de mantener la presión sobre la deuda histórica, aprobamos una glosa que obligaba al Gobierno a informar al Congreso respecto de los avances y estudios que se estaban haciendo en este caso, que debía ser entregada el 30 de abril.”

El senador Chahuán, en tanto, explicó que “queremos apelar al Gobierno para que cumpla con la glosa que logramos incorporar en la Ley de Presupuesto y que establecía que, a más tardar en el mes de abril pasado, se debía informar respecto de las medidas para poder hacer pago a la deuda histórica del Magisterio o por lo menos declarar cuánto ha avanzado en este sentido.”

Agregó que “hoy reclamamos porque esa información no llegó y, por lo mismo, pedimos que eso se cumpla y adicionalmente volvemos a insistir para que conforme a lo conversado y prometido en la campaña se pueda instalar una mesa con todos los actores involucrados para los efectos de buscar alguna línea de acción que permita resolver esta deuda que mantiene el Estado con nuestros profesores y asistentes de la educación”.