Los senadores Hernán Larraín (UDI) y Francisco Chahuán (RN) junto a los diputados Carlos Montes (PS) y Romilio Gutiérrez (UDI) se reunieron con representantes de la Corporación de Profesores Jubilados de Chile y pidieron conjuntamente al gobierno a cumplir con la glosa contenida en la Ley de Presupuesto que establecía un pronunciamiento formal sobre medidas para abordar la llamada deuda histórica al Magisterio.

El senador Chahuán recordó que era a más tardar en abril que el gobierno informaría qué iba a hacer respecto del pago de la deuda histórica y lamentó que “a la fecha no ha llegado ninguna comunicación formal de su parte a la Comisión Mixta de Presupuesto ni a las comisiones de Educación”.

Por lo mismo, hizo un llamado al gobierno del Presidente Piñera “a cumplir con la glosa, que fue apoyada  transversalmente por senadores y diputados de distintos partidos”, toda vez que afirmó compartir “el planteamiento hecho por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en términos de acoger a tramitación la demanda de estos 852 profesores jubilados” y manifestó la importancia de “generar las instancias que nos permitan revalidar el estudio que hizo la Comisión Especial de Deuda Histórica.”

El senador Larraín sostuvo que “no sólo los 852 profesores tienen derecho al pago de la deuda histórica, sino que todos los profesores porque están en la misma condición”, por lo que subrayó que el Congreso está pidiendo – por acuerdo de la Cámara de Diputados y del Senado-  “que el Gobierno del Presidente Piñera se haga cargo de esta deuda.”

Precisó que “se lo hemos pedido a todos los gobiernos y hasta la fecha no hay ninguno que se haya hecho cargo, por lo que esperamos que esta vez sí ocurra, pues hay compromisos sobre la materia del propio Sebastián Piñera cuando era candidato.”

El legislador dijo que “el Estado de Chile va a tener que concurrir a la Corte Internacional  para buscar en una mediación con los profesores que han ganado este juicio y que han sido acogidos por esa comisión, ver la posibilidad de un acuerdo”

Por su parte, la representante de la Corporación de Profesores Jubilados de Chile, Gabriela Formas, lamentó el monto de sus pensiones, e indicó que éstas llegan a montos del orden de los 80 mil a 120 mil pesos, lo que calificó de “miserable”.  En virtud de lo anterior, criticó que “ningún gobierno ha hecho caso de la situación de profesores, quienes formamos a generaciones, ni se preocupan de que estemos en estas condiciones”.