El senador Francisco Chahuán concurrió hasta el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) para, junto a concejal de Cartagena Marcos Verdala y el ex alcalde de dicha comuna, Ramón Cartagena, pedir la revocación de la autorización entregada al municipio local para intervenir el sector de la Playa Grande con la instalación de una serie de módulos para comerciantes.

En la instancia en que también participaron los candidatos a diputado, Fernando Rodríguez; y a consejero regional, Jorge Díaz, se planteó que el municipio habría omitido una serie de antecedentes para lograr la luz verde al proyecto que,  a juicio del parlamentario, implicaría una serie de impactos negativos para la comunidad.  Por lo mismo, el director del Consejo, Emilio de la Cerda, adelantó que el próximo 9 de octubre se analizará el caso a la luz de los nuevos antecedentes.

Chahuán explicó que “concurrimos al CMN para pedir que se revise la autorización dada al proyecto impulsado por el municipio, que contempla intervenir el sector de la Playa Grande, pues creemos que esto va a generar un grave impacto vial debido a que disminuye ostensiblemente los metros de calle, lo que va a generar un colapso permanente y aún más grave en temporada estival.”

El parlamentario indicó que la iniciativa disminuirá los estacionamientos, de 200 a 9, “lo que va a afectar la actividad turística del sector y por eso esperamos que el Consejo revise el proyecto y lo rechace.”

El concejal Verdala lamentó que “el proyecto significa eliminar un sector que históricamente ha sido estacionamientos para entre 150 y 200 vehículos” y expresó que “esto implicaría un perjuicio económico para el sector.”

Ramón Cartagena, en tanto, aseguró que “en este proyecto no hay beneficiados, ni siquiera quienes se estarían trasladando  desde La Terraza a este punto -que es un bien nacional de uso público- pues saben que si usan el espacio donde la gente normalmente se estaciona, en el futuro los visitantes pasarán de largo, hacia El Tabo o El Quisco”.

Enfatizó que se ha solicitado que el CMN derogue la autorización, “porque el municipio estableció que se trataba de una zona típica, pero omitió que Cartagena se rige por tres instrumentos de planificación: el plan regulador, la declaratoria de zona típica y el plano intercomunal del borde costero sur, instrumento que sindica esa zona como un área protegida.”

Al respecto, Cartagena precisó que “de acuerdo a la ley general de urbanismo y construcciones, hay que dejar área de resguardo de 20 metros después de los 80 metros de alta marea -desde la terraza al interior- lo que hoy no ocurre”.  Por lo mismo, dijo, “tenemos esperanza de que esto se va a resolver como esperamos, dado que el CMN no disponía de todos los antecedentes a la vista, por lo que autorizó vulnerando la ley.”

Finalmente, los candidatos Fernando Rodríguez y Jorge Díaz valoraron el hecho de que el próximo 9 de octubre se realizará una presentación sobre la materia en el Consejo de Monumentos para los efectos de abordar el tema de los impactos a la luz de los nuevos antecedentes, pues “todo indica que debiera revocarse el permiso concedido al municipio y eso es bueno para la comuna”.