• Luego de la respuesta al oficio enviado al Servicio de Salud Valparaíso-San Antonio, senador Chahuán planteó formalmente su preocupación a la ministra Carmen Castillo, quien instruyó un estudio de redes.  El déficit actual obliga al traslado de más de 40 mujeres que padecen de cáncer de mamas al Hospital Carlos van Buren, en Valparaíso, con altos costos emocionales y económicos.

El senador Francisco Chahuán manifestó su preocupación por la falta de equipamiento para atender a mujeres que requieren de cirugías mamarias en el Hospital Claudio Vicuña de San Antonio, pero valoró el compromiso de la ministra de Salud, Carmen Castillo, de instruir estudio de redes para cubrir a la brevedad los requerimientos de equipamiento e instrumental necesario para reactivar las intervenciones, que están interrumpidas desde agosto del año pasado, lo que ha obligado al traslado periódico a Valparaíso de cerca de 80 pacientes, con el consecuente costo emocional y económico.

El parlamentario ofició al Servicio de salud Valparaíso-San Antonio, desde donde le respondieron que las citadas cirugías –realizadas especialmente en mujeres que padecen cáncer- fueron suspendidas porque la unidad está compuesta por un solo especialista ginecólogo y un cirujano con pocas horas asignadas para dicha función.

La respuesta también precisó que “no disponen de radiólogo para mamografía y ecografía mamaria, lo que significa el envío de exámenes extrasistema de todas las sospechas para confirmar o descartar diagnóstico, lo que retrasaba las confirmaciones.  Establecía, además, que “considerando la carencia de imágenes, tampoco era posible realizar la marcación de pacientes para cirugías como biopsias  radio quirúrgicas  o para mastectomías parciales de tumores pequeños, las cuales debías ser derivadas al Hospital Carlos van Buren”.

El oficio de respuesta de SSVSA  añadía que “otro factor relevante es que no disponen de biopsia rápida  lo que no permite hacer mastectomía parcial ni la técnica de ganglio centinela, además la biopsia diferida estaba limitada en cantidad  y sus informes se presentaban con atrasos lo que significaba presentar los casos al comité oncológico en forma tardía retrasando el inicio de radioterapia y quimioterapia”.

Chahuán, quien integra la Comisión de Salud del Senado, se reunió con la ministra Castillo para abordar la situación y pedirle celeridad respecto de la llegada de equipos al centro asistencial, de manera de “restablecer las intervenciones, que son urgentes y necesarias”.  El parlamentario subrayó que “un diagnóstico malo o inoportuno o no realizar los tratamientos adecuados a tiempo puede afectar la vida de una persona, por eso es tan importante que se tomen las medidas del caso y la propia ministra instruyó hacer un estudio de redes para contar a la brevedad con el equipamiento para reactivar estas intervenciones.”

El doctor del Hospital Claudio Vicuña, Víctor Vásquez, reconoció la preocupación por la imposibilidad de realizar intervenciones mamarias en el centro asistencial, explicando que “gracias a la comunicación continua con la unidad de patología mamaria en el Hospital van Buren, nuestras más de 80 pacientes han sido derivadas a ese recinto, con el desgaste personal y económico que ellos significa”.  Lamentó que  “esto sí pudo realizarse en San Antonio durante más de 14 años, operando a cerca de 400 mujeres, por lo que tenemos la esperanza de poder volver a realizar esta intervención y en las mejores condiciones posibles.”

Vásquez agradeció la voluntad de Chahuán de apoyar a las pacientes aquejadas de cáncer de mamas en la provincia de San Antonio y recordó que “no es secreto que desde el 31 de agosto del año pasado no se están operando porque faltan implementos técnicos e instrumental para obtener los resultados quirúrgicos idóneos.

Dijo que a pesar de la presentación de tres proyectos generados para mejorar la situación, no se dio una respuesta y se fijó una fecha límite: “si no se contaba con este tipo de recurso para entonces, sería mejor no continuar con la cirugía en el hospital.”