• Senador Chahuán y alcalde José Luis Yáñez coincidieron en la necesidad de una redistribución, pues “el Fondo no da cuenta de la realidad de comunas como Algarrobo, donde la situación de vulnerabilidad alcanza un 62% y hay una serie de antecedentes que no están lo suficientemente actualizados por la Subdere, lo que en definitiva impide obtener los ingresos para salir adelante.”

Hasta las dependencias de la Subsecretaría de Desarrollo Regional llegó el senador Francisco Chahuán junto al alcalde de Algarrobo, José Luis Yáñez y el concejal Marco Antonio González, para plantearle la necesidad de aplicar cambios a la distribución del Fondo Común Municipal de manera que ésta se haga de una manera más equitativa y acorde con las necesidades de las localidades más vulnerables.

A juicio del senador Chahuán, “el Fondo tiene una serie de distorsiones, porque no da cuenta de la realidad de comunas como Algarrobo, donde la situación de vulnerabilidad alcanza un 62% y hay una serie de antecedentes que no están lo suficientemente actualizados por la Subdere, lo que en definitiva hace que Algarrobo no obtenga del Fondo los ingresos que le permitan salir adelante.”

En esa línea, el alcalde subrayó la urgencia de gestionar cambios, la actualización de las cifras y seguir “trabajando unidos para velar para que lleguen más recursos.”

Afirmó que “buscamos que la distribución del Fondo sea más equitativa, pues hoy recibimos un 10% de lo que reciben otras comunas, hay que hacer gestión y revisar técnicamente los antecedentes que considera la Subdere para calcular los aportes, pero lo cierto es que estamos optimistas por los resultados que podamos obtener para 2018, de manera que nuestro Fondo Común se incremente en un 100%, para idealmente llegar a los dos mil millones de pesos”.

El concejal  Marco Antonio González resaltó la disposición de la Subdere frente a lo que también calificó como una “mala distribución de los recursos” y agradeció el compromiso del senador y el alcalde para corregir la situación.

Vale señalar que el Fondo Común Municipal constituye la principal fuente de financiamiento para los municipios chilenos, tal como lo define la propia Constitución Política en su Artículo 122, a saber, se trata del “Mecanismo de redistribución solidaria de los ingresos propios entre las municipalidades del país”.