· Durante el lanzamiento del V Congreso del Futuro, que se realizará en enero de 2016, parlamentarios y representantes del mundo científico afirmaron que “si renunciamos a avanzar en la materia, estamos renunciando a nuestra soberanía e independencia de pensamiento, lo que es muy arriesgado para un país que está inserto en un mundo competitivo”.

El senador Francisco Chahuán participó en el lanzamiento del próximo Congreso del Futuro e invitó a la sociedad civil a ser protagonista de la iniciativa que organiza la Comisión de Desafíos del Futuro de la Cámara Alta y en su quinta versión lucirá un formato descentralizado, contemplando actividades en cinco regiones en un esfuerzo por “sintonizarlas con los desafíos del el país en la materia.”

Durante el lanzamiento, que contó con la presencia del presidente del Senado, Patricio Walker, los premios nacionales de Ciencias María Teresa Ruiz y Mario Hamuy, y el presidente de la Comisión, Guido Guirardi, Chahuán llamó a la ciudadanía “a ser protagonista de este encuentro, uno de los congresos científicos más importantes de América Latina”, que se llevará a cabo en enero próximo.

En la ocasión, el senador que integra la Comisión manifestó su preocupación por el “estado de la ciencia, tecnología e innovación en Chile” y dijo que desde ésta “hemos cuestionado el escaso presupuesto del sector -0,34% del PIB- que es una vergüenza y condenar a Chile al pasado”.

El parlamentario dijo que no asumir el problema es “no entender que el modelo de desarrollo tocó techo y hay que establecer mecanismos continuos de agregación de valor”, manifestando el respaldo a las acciones impulsadas recientemente por los científicos, que salieron a marchar para lograr más recursos y nueva institucionalidad que se haga cargo del sector y pidió apoyo a los medios de comunicación para visibilizarla el tema.

Sobre el presupuesto para el sector, explicó que se llegó a un acuerdo para pedir votación separada de cada uno de los ítemes en las partidas, adelantando que “rechazaremos las que las que corresponda para que el Gobierno entienda que hay que poner más recursos e impulsar una nueva institucionalidad, porque hay que recordar que un Ministerio para el área fue parte de las promesas de campaña y 150 millones más para Conicyt ciertamente no resuelve los problemas.”

Por su parte, el Premio Nacional de Ciencias Exactas 2015, Mario Hamuy, afirmó que las recientes movilizaciones revelaron “problemas de larga data, no sólo de este Gobierno, que se relacionan con la poca voluntad de hacer inversión en ciencia y tecnología, lo que refleja una falta de convicción, pese a que éstos son los motores del desarrollo de los países.”

Hamuy manifestó su preocupación porque “si Chile sigue en esta senda, va a ir quedando rezagado respecto al resto del mundo y en particular respecto de nuestros vecinos” e indicó que “si renunciamos a avanzar, estamos renunciando a nuestra soberanía e independencia de pensamiento, lo que es muy arriesgado para un país que está inserto en un mundo competitivo”.

Por lo mismo, dijo, “es importante que Chile piense en su futuro y en su desarrollo a lo grande y para eso se requieren acciones concretas, partiendo por financiamiento y una mejor institucionalidad.”