• Senador Chahuán se reunió con dirigentes del centro de madres Brisas del Mar, cuya sede fue devastada tras el último frente de mal tiempo, para evaluar fórmulas de ayuda vía Corfo, buscar un nuevo terreno para su emplazamiento y facilitar un espacio de venta de su artesanía.

 Una reunión con representantes de pescadores artesanales de Horcón y de las socias del Centro de Madres Brisas del Mar, de la misma localidad, encabezó el senador Francisco Chahuán, quien manifestó la necesidad de que el Gobierno Regional priorice  y financie una solución para reparar los daños que las marejadas provocaron en la caleta y que arrasaron con la vivienda que acogió la sede del centro de madres durante 40 años.

El parlamentario explicó que se han coordinado acciones con el municipio de Puchuncaví en esta materia y entre las gestiones, establecieron contacto con la dirección de la Corfo para explorar fórmulas a través de Fosis y Sercotec para ir en auxilio de las socias del centro de madres.  Chahuán agregó que paralelamente de está trabajando con la dirección de Obras Portuarias porque “se requieren obras de contención para que las caletas no se sigan dañando”, sin perjuicio de lo cual ya se inició un proceso de participación ciudadana orientado a evaluar un nuevo eventual emplazamiento para la de Horcón.

La presidenta del centro de madres Brisas Marinas de Horcón, Alicia Rojas, lamentó los daños causados por el frente de mal tiempo, que arrasó “con la sede que tuvimos durante 40 años”.  Precisó que el lugar donde estuvo emplazada pertenece a la Capitanía de Puerto y nunca lograron la concesión por la alta marea, razón por la cual está descartada la posibilidad de levantar una nueva en el mismo sitio.

Rojas lamentó que “el mar se lo llevó todo y quedamos de brazos cruzados, por lo que hoy junto a la alcaldesa y el senador hemos conversado sobre la posibilidad de que se compre otro terreno y poder disponer del lugar donde estuvimos tanto tiempo utilizando un toldo, sólo para poder vender nuestro trabajo, que es básicamente artesanía”.

La dirigente agregó que “40 años de cosas maravillosas e ilusión se fueron al mar, somos todas esposas de pescadores que ayudamos con nuestras ventas de artesanía y tenemos que salir adelante, pero por el momento no tenemos nada, ni siquiera los papeles, todo se lo llevó el mar”.

En la ocasión, se acordó la realización de una ficha hogar de cada socia del centro, de manera de organizar la ayuda, lo que se suma a las gestiones con Corfo para aportar con insumos y el compromiso de la alcaldesa a generar las condiciones para proporcionar un toldo en la que ha sido sede histórica, aparte de la evaluación de alternativas para levantar una nueva construcción para que funcionen en forma estable y segura.