Representantes de organismos medioambientales acompañados del senador Francisco Chahuán, llegaron hasta la Subsecretaría de Pesca para pedirle a dicha repartición se reconsidere la posición de Chile cuando está próxima a realizarse la 16ª  Convención Internacional para el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora (CITES), que el 4 de marzo tendrá lugar en Bangkok, y que nuestro país adhiera a las propuestas de naciones de la región que han planteado la necesidad de regular el comercio de las mantas gigantes y los tiburones martillo, sardinero y oceánico.

El asesor del Pew Environment Group, Maximiliano Bello, explicó que “estamos apoyando globalmente el estado de las especies de tiburones producto de que el aleteo y el comercio de aletas es altamente insustentable e ilegal y está llevando a la desaparición de estos animales en el mundo”.  A juicio del experto, “una regulación de este comercio es vital para poder salvarlos, de manera que puedan seguir cumpliendo un rol importantísimo en los ecosistemas marinos.”

El senador Chahuán precisó que “qqueremos pedirle a la subsecretaría de Pesca que reconsidere la posición chilena ad portas de la próxima reunión CITES, en la cual debiéramos tener una postura consistente con lo que ha sido la política nacional de protección de las aletas de tiburón y las agallas de mantarrayas.”

En virtud de lo anterior, el legislador subrayó que “hemos solicitado que tengamos una posición uniforme con  que ha sido la política nacional en términos de avanzar en el resguardo de estas especies, que son esencialmente migratorias.”

CITES que es la Convención Internacional para el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora se reúne cada tres años. En su 16ava reunion a realizarse desde este 4 de marzo en Bangkok.

Ad portas de la próxima CITES, diversos países han planteado propuestas para listar a los tiburones martillo, las mantas gigantes, el tiburón sardinero y el tiburón oceánico de punta blanca para el apéndice II, lo que significa regulación del comercio internacional, pues la venta de aletas ha generado graves perjuicios.

Pese a ello, el gobierno de Chile ha decidido rechazar las últimas dos propuestas, “contradiciendo la política nacional de conservación de los recursos y los análisis de l Organización de las Naciones Unidas para la Aimentación y la Agrcultura (FAO), CITES, la International Union for Conservation of Nature (IUCN) y el programa TRAFFIC, de la World Wide Fund for Nature (WWF), además de la Convención de Especies Migratorias (CMS) de la cual Chile es signatario”, explicó Bello.

El experto del Pew Environment Group sostuvo que “esperamos que Chile se una al apoyo regional y global de estas propuestas para salvar estas vulnerables especies de un comercio discriminado y que sigue creciendo en todo el mundo.”