Esta tarde se reunirá el movimiento social de Casablanca para evaluar acciones de protesta, entre las que no se descarta el corte de la Ruta 68. En Quillota, en tanto, comenzó el izamiento de banderas negras.
· Senador Chahuán dijo que, aparte de los recursos para los centros asistenciales de San Antonio, Casablanca y Quillota-Petorca, están en riesgo los de la segunda del Gustavo Fricke de Viña del Mar.


La preocupación transversal por el recorte presupuestario que afectará la construcción de once hospitales del país, reiteraron esta mañana los senadores Francisco Chahuán y Ricardo Lagos Weber, junto a los diputados Víctor Torres, María José Hoffmann y Andrea Molina, quienes llamaron al Gobierno a revertir la decisión que postergará los centros asistenciales de San Antonio, Casablanca y Quillota-Petorca y advirtieron que, de lo contrario, rechazarán la partida de salud.
El senador Chahuán sostuvo que “la decisión afecta la fe pública y con ésta se está burlando la expectativa ciudadana forjada a través de las mesas sociales que lograron imponer los hospitales” en las tres localidades de la región de Valparaíso. El legislador agregó que “hoy también están en riesgo los recursos para la segunda etapa del Hospital Gustavo Fricke”, razón por la cual se han reunido con la titular de la cartera, Carmen Castillo, y dirigentes de los gremios de los recintos postergados para abordar el tema, “defender los intereses de la región y hacer entender al ministerio de hacienda que la infraestructura hospitalaria es absolutamente necesaria.”
En ese contexto, informó que hoy a las 18.30 sostendrán un encuentro con el movimiento social de Casablanca para evaluar acciones de protesta, entre las que no se descartaría el corte de la Ruta 68.
El senador Lagos Weber afirmó que “la preocupación es transversal” y no descartó que otros parlamentarios, como Ignacio Walker, se sumen a las iniciativas de rechazar la partida presupuestaria. En esa línea, Chahuán dijo que se están generando contactos con los legisladores representantes de las demás regiones que se quedarán sin los hospitales comprometidos, para asumir una posición común, “sean oficialistas o de oposición.”
El diputado Víctor Torres, lamentó que haya una “ciudadanía perjudicada por una decisión que se toma a espalda de la ciudadanía y los parlamentarios, se comunica a última hora en la discusión de la subcomisión mixta de salud y por eso se rechaza en forma transversal-“ y dijo que “es urgente que se repongan los recursos y se cumpla el compromiso por el alto impacto que tiene respecto de la necesidad de camas del sistema de salud público.” Indicó que “si lo aprobamos como está, estaríamos respaldando un presupuesto privatizador y consolidando un engaño a la ciudadanía, algo para lo que no estamos disponibles.”
En tanto, la diputada Andrea Molina señaló que “el hospital de Quillota está colapsado y personas han muerto esperando atención. Participé en una firma donde la Ministra de Salud de la época, Helia Molina, dejaba estipulado que la materialización de los hospitales Marga Marga y Quillota – Petorca comenzaría el año 2015, luego la misma Presidenta Bachelet nos señaló que la construcción de al menos el segundo de ellos se postergaría para 2016/2017 y hoy nos enteramos que no existen los recursos para cumplir esa promesa.” Por lo mismo, dijo que “aquí se ha utilizado un programa de gobierno para obtener votos y no se ha cumplido en desmedro de tanta gente que al menos en mi zona necesita de forma urgente una salud digna”.

Finalmente, la diputada Hoffmann criticó que “los días pasan y seguimos sin una respuesta positiva del Gobierno”. Alegó que “no es llegar y decir ‘no tenemos recursos’, porque los compromisos se hacen y se cumplen y esto se anunció en dos discursos presidenciales”. Por lo anterior, llamó a la Presidenta a que se repongan los recursos y valoró la unidad parlamentaria generada en torno al tema para lograr una solución, porque de lo contrario “estamos frente a un Gobierno que miente y no da la cara.”