· Entre las medidas solicitadas están revisar la zonificación del Tranque de la Luz, para impedir la construcción en el lugar y mejorar el camino, de manera de garantizar el acceso público a la cascada. El documento presentado por el senador Chahuán y el director del Centro Cultural de la localidad también advierte que no se han tomado en cuenta los riesgos de inundaciones en el sector.

El senador Francisco Chahuán y el director del Centro Cultural de Placilla, Francisco Riveros, presentaron una serie de observaciones al plano regulador comunal de Valparaíso solicitando acentuar las medidas de protección en torno al Tranque de La Luz, lo mismo que la zona aledaña a la quebrada y el mirador Salto del Agua, ambos sitios ubicados en la localidad de Placilla de Peñuelas.

El parlamentario explicó que “estamos preocupados de resguardar una zona de alto valor patrimonial y en biodiversidad y es por eso que hemos solicitado que”se revisen las áreas de protección del Salto del Agua, el mirador y el camino hacia el mismo, de manera de asegurar público al lugar.” En la misma línea, Chahuán precisó que “en el documento también solicitamos revisar la zonificación del Tranque de la Luz, manifestando su confianza en que las observaciones sean consideradas al momento de la aprobación del plano, pues “éstas responden y están en sintonía con la demanda de los vecinos de Placilla.”

El director del Centro Cultural, Francisco Riveros, lamentó que “si bien el principal objetivo de la modificación del plan regulador era proteger el patrimonio natural y cultural de Placilla, en este caso el Tranque La Luz y el Salto del Agua, en el sector donde se ubica este último no se le da resguardo y se mantiene tal como está ahora”.
Riveros afirmó que en este escenario “el lugar se ve amenazado ya que permite la construcción, incluso de hoteles, hasta en la misma ladera del Salto y la zona de la quebrada, pues tienen una protección muy mínima.”

Agregó que “la quebrada Salto del Agua es una Zona de Restricción Vegetacional (ZRV), pero eso no asegura la protección del lugar y de ahí que estemos pidiendo que se convierta en una zona mucho más restrictiva, como la ZP1, que es una donde no se permite ningún tipo de construcción para conservar el ecosistema.” Riveros dijo que “hasta el momento hemos encontrado 10 especies en peligro de conservación, de un total de 150, lo que demuestra que hay una gran diversidad de flora en el lugar”.

Riveros indicó que “el mirador del Salto del Agua tampoco está considerado en la modificación del plano regulador y eventualmente podría desaparecer por la construcción de casas o condominios y el camino proyectado es muy lejos de la cascada, lo que no asegura el acceso público a todas las personas a disfrutar de su belleza.”

Finalmente, el director del Centro Cultural lamentó que “si el plano es aprobado tal como está, se podrían construir departamentos en el sector del islote del Tranque de la Luz sin ningún problema, pese a no haberse los estudios necesarios”. Al respecto, dijo que “eventualmente podrían ocurrir inundaciones, ya que investigaciones arrojan que en años muy lluviosos es posible que el agua en el tranque alcance el nivel del pretil, lo que sería más o menos la cota 328, con el consecuente riesgo inminente de inundación que debiera impedir la construcción ahí.”