· Senador Chahuán afirmó que dichos de mandatario boliviano revelarían “una oscilación anímica del Presidente Morales”.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, senador Francisco Chahuán, calificó como “un nuevo arrebato que raya en el delirio” las declaraciones del Presidente Evo Morales respecto del cónsul chileno en Bolivia, Milenko Skoknic, a quien el mandatario acusó de buscar “inestabilidad” en ese país.

Chahuán afirmó que “sostener que la convulsión social que está viviendo Bolivia son responsabilidad de Chile y, particularmente del cónsul chileno en La Paz, Milenko Skoknic, es un hecho grave.”

Junto con recordar que el mandatario boliviano ya expulsó al embajador de Estados Unidos, Philip Goldberg, por supuestas reuniones sostenidas con gobernadores opositores, Chahuán dijo que las acusaciones de Morales “son un arrebato que lo ponen al borde del delirio”.

El titular de la Comisión de RR.EE. del Senado chileno subrayó que se trata de “una situación grave, en la que el Presidente Morales nuevamente hipoteca la relación futura con Chile y la posibilidad de sentarnos a resolver los otros 12 puntos que contempla la agenda bilateral.”

Chahuán añadió que sus dichos también revelarían “una oscilación anímica del Presidente Morales que, por una parte dice que enviará una propuesta formal para restablecer relaciones diplomáticas con Chile y, por otra, intenta expulsar a Milenko Skoknic, que es un diplomático de carrera, que tiene claras las reglas del juego y de la diplomacia, por lo que apuntar en esa dirección parece un arrebato que pone en serio riesgo las relaciones futuras con Bolivia.”