El senador Francisco Chahuán se reunió con el subsecretario de Justicia, Juan Ignacio Piña, y representantes de los pensionados y montepiadas de Gendarmería encabezados por el vicepresidente del Círculo de Funcionarios en Retiro Ñielol Temuco, Carlos Ortega, con el objeto de plantearle  a la autoridad de gobierno la necesidad de revisar la voluntad de pago de los quinquenios penitenciarios y aportar información relevante relacionada con fallos de Tribunales de Justicia que sí han concedido dichos pagos.

El senador explicó hace al menos 8 años que, si bien aborda el tema junto a los afectados, “hoy día hay elementos adicionales que hacen posible revisar la posición y la voluntad política del gobierno, básicamente porque hay fallos de Tribunales de Justicia que han concedido el pago de los quinquenios a personas que recurrieron oportunamente dentro de los plazos legales y también respecto de aquellos que fueron exonerados políticos, respecto de quienes también hubo un reconocimiento de los quinquenios.”

Precisó que por eso acompañó a miembros de la entidad que representa a más de 9 mil funcionarios y montepiadas de esa institución “y nos reuniremos con la Contraloría General de la República para que haya un nuevo pronunciamiento con los antecedentes adicionales de los que disponemos.”

El vicepresidente del Círculo de Funcionarios en Retiro Ñielol Temuco, Carlos Ortega, agregó que “estamos peleando este tema hace unos 30 años”, destacando que hoy “a 127 personas se le están cancelando los quinquenios, por cuanto los ganaron en un Tribunal”.

Aseguró que están empeñados en que se les reconozca el derecho a dichos pagos periódicos “los cuales nunca han sido derogados, por lo que hemos adjuntado documentos y estudios jurídicos que establecen que fueron postergados y no cancelados, pero no derogados, pues la ley está vigente hasta la fecha.”

Ortega sostuvo que si bien “los quinquenios también se han respetado a los exonerados políticos, a nosotros ninguno de los organismos del Estado no ha dado una respuesta clara, pero ahora estamos confiados y creemos que podemos llegar a buen puerto”.  Lamentó, asimismo, que haya montepiadas que reciben 72 mil pesos, “lo que es una aberración”, toda vez que agregó que “el 80 – 85% de los suboficiales de gendarmería de Chile tienen sueldos inferiores a los 240 mil pesos, lo que es paupérrimo para un empleado público.”