• Iniciativa presentada por el Parlamentario RN quedó a un paso de ser promulgada y sancionará con hasta 4 UTM a las personas o instituciones que impidan el derecho a dar pecho libremente.
De manera unánime el Senado aprobó y despachó como Ley el proyecto que garantiza el derecho a protección de la lactancia materna y  amamantamiento libre. Una iniciativa que partió desde la sociedad civil, luego que agrupaciones denunciaran el caso de una madre a la cual se le prohibió dar leche a su hijo al interior de un restaurant en Quillota.
Después de pasar por las respectivas comisiones, la cámara de diputados y la cámara alta, finalmente en tercer trámite constitucional, la iniciativa presentada por el senador Francisco Chahuán junto a otros parlamentarios, se convirtió en Ley de la República
“Solo falta la promulgación para convertirse en una Ley que va a garantía el el derecho de los niños a recibir a la lactancia, pero por otro lado el derecho a la madre a dar pecho a sus hijos. Esto habla de la necesidad de fomentar la relación materno filial, pero claramente el apego y derecho neurobiológico de los niños es fundamental”, sentenció Chahuán.
Como exigencia también se deberá disponer de salas especiales de amamantamiento al interior de un recinto, aunque no obliga a la madre a usarlos, ni limita su derecho a amamantar en el lugar que estime necesario. Cualquier prohibición será sancionado con multas que llegan hasta casi 200 mil pesos (hasta 4UTM) para quienes incumplan con el derecho.
“Nos parece que es una iniciativa súper necesaria porque hoy en día aunque parezca una locura se sigue discriminado a las madres que amamantan, se sigue criticando porque todo se muestra como una cosa obscena y cuando el sentido común no funciona se necesitamos legislar y promover la lactancia materna”, manifestó Jenny Bruna, de la agrupación mamadre.cl
Se agregó durante el debate legislativo la posibilidad donar leche de manera gratuita, para poder efectuar el procedimiento a terceros, pudiendo extraer extraer y almacenar leche materna, lo cual será regulado mediante un reglamento a posterior y permitirá la creación de un banco de leche, que podría estar instalado en los hospitales de la red pública de salud.