El senador Francisco Chahuán manifestó su confianza en que el proyecto de TV digital se convierta en ley a la brevedad y sostuvo que “vamos a defender el principio que establece que los partidos oficiales de la selección nacional de fútbol deban ser transmitidos por señal abierta y gratuita”, asegurando que “el dueño del espectro radioeléctrico es el Estado y se trata de un bien nacional de uso público, por lo que se pueden perfectamente establecer limitaciones” sobre el mismo.

El presidente de la Comisión de Transportes del Senado dijo que se puede establecer la transmisión de dichos partidos “tal como, por ejemplo, se instituye la carga a los concesionarios respecto de las campañas de utilidad pública o incluso respecto de temas de programación, como el hecho de que hayan 4 horas de contenidos culturales, dos de ellas en horario prime”.

A juicio del parlamentario “esas mismas limitaciones son perfectamente aplicables respecto de los partidos de la selección nacional de fútbol profesional de carácter oficial, materia que fue ampliamente debatida en la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones, en la Unida de Transportes y Educación y en la sala del Senado y sobre la cual se llegó a un acuerdo”.

Chahuán subrayó que “el dueño del espectro radioeléctrico es el Estado, es la Nación toda, se trata de un bien nacional de uso público y por tanto se pueden perfectamente establecer limitaciones respecto de su ejercicio” y descartó que aquello pudiere motivar algún tipo de represalia o castigo, pues “hay legislación comparada al respecto, se pueden establecer limitaciones al ejercicio de las concesiones de televisión digital y nosotros vamos a defender el principio, tal como fue el acuerdo del Senado, que los partidos de la selección nacional de fútbol que tengan carácter oficial sean transmitidos por señales abiertas y gratuitas.”

El senador RN recordó que hoy la ley se encuentra en una fase de control preventivo por parte del Tribunal Constitucional y falta que se resuelvan dos requerimientos presentados en dicha instancia por la bancada de la UDI, reiterando –ante la eventualidad de un veto de parte del gobierno- que “esperamos que este cambio tan revolucionario para la televisión chilena se convierta en ley y pueda implementarse a la brevedad posible”.