El senador Francisco Chahuán destacó la aprobación unánime que dio la Sala de la Cámara Alta al proyecto que elimina los aranceles para la importación de bienes provenientes de los llamados Países Menos Adelantados, y que sólo por concepto de ingreso de crudo podría suponer un ahorro de más de 60 millones de dólares anuales.

A juicio del legislador, la iniciativa -que votada en general y en particular y se encuentra cumpliendo su segundo trámite constitucional- nos abre posibilidades, por ejemplo, respecto de “aquellos países donde nosotros potencialmente podemos explorar una importación de petróleo, lo que nos podría permitir disminuir de forma sustantiva costos y el ahorro de unos 60 millones de dólares anuales.”

Por lo mismo, sostuvo que se trata de una “buena noticia para Chile y la Enap” y subrayó que se trata de una medida impulsada por el gobierno, que  ha sido requerida también por los sindicatos de Enap para estimular el desarrollo económico de la empresa estatal.

Vale señalar que el proyecto busca implementar un mecanismo que permita una rebaja unilateral de aranceles para fomentar las importaciones desde los 49 países que tienen condiciones de menor grado de desarrollo relativo, entre los que se encuentran Angola, Zambia, Afganistán, Chad, Etiopía, Nepal, Yemen y Haití, declarados como tales por la Organización Mundial del Comercio (OMC).  Todos ellos representan en conjunto menos del 1% del comercio global.

El texto indica que “se trata de países que dado su menor tamaño y grado de institucionalidad, no están en condiciones de ofrecer concesiones comerciales mutuamente equivalentes para que Chile negocie bilateralmente con ellos Tratados de Libre Comercio”.

Por lo anterior, la iniciativa propone eliminar los aranceles para la totalidad de los productos importados, con la sola excepción de las importaciones de trigo, harina de trigo y azúcar.  Así las cosas, los productos potencialmente beneficiados serían el gas y otros hidrocarburos.