El senador Francisco Chahuán manifestó su satisfacción por “haber sacado la ley de violencia en los estadios, pues ésta nos permitirá establecer nuevas herramientas para evitar o prevenir los actos de vandalismo en dichos recintos deportivos y así recuperarlos para la sana recreación”.

Vale señalar que, entre las nuevas disposiciones, se cuenta la presencia de un fiscal en los partidos de fútbol, la responsabilidad de los dueños de los equipos ante actos vandálicos de los hinchas y la delimitación de un perímetro para los efectos de configurar los delitos o las faltas que se cometieren.

La iniciativa, que nació de la fusión de dos mociones –una de las cuales presentó Chahuán en 2007- también “establece la prohibición de la reventa de entradas; y fija sanciones específicas para aquellos que cometen violencia, incluso con la prohibición a perpetuidad de poder concurrir a estadios cuando se celebren encuentros futbolísticos”, precisó el legislador.

A su juicio, “esta nueva ley nos entrega elementos que permitirán que la familia vuelva a los estadios, recuperando el derecho a disfrutar de espectáculos deportivos en ese tipo de recintos”.