•  Parlamentario RN dijo que la tardanza de la resolución y la consecuente carrera olímpica en torno al recurso permitió que industriales ya capturaran gran porcentaje de su cuota.

 

El senador Francisco Chahuán destacó el decreto de fraccionamiento que estableció un 80% de la cuota de captura de jibia para los pescadores artesanales y el 20% restante para los industriales, pero sostuvo que durante el tiempo que se tardó y que dio pie a la llamada carrera olímpica, debiera buscarse una fórmula de compensación de parte de la industria.

Chahuán dijo que “el decreto de fraccionamiento emanado del Consejo Nacional de Pesca representa el cumplimiento de la palabra empeñada que el ministro de Economía y el subsecretario de pesca suscribieron junto con los pescadores artesanales y parlamentarios en el Congreso”.

A juicio del parlamentario, “la jibia era una maldición para las pescas artesanales y se transformó en una verdadera bendición, debido a que hoy permite la subsistencia de las caletas artesanales, por lo que garantizar que el 80% de su captura corresponda a los artesanales va en la dirección correcta.”

Agregó, sin embargo, que se trata de un “cumplimiento a destiempo, pues ya pasó el plazo establecido inicialmente”.  Recordó que el gobierno sostuvo en un principio que era necesario designar a los miembros del Consejo Nacional de Pesca y “una vez hecho aquello se llegó a este acuerdo, que constituye un avance para defender la subsistencia de la pesca artesanal.”

Sin perjuicio de lo anterior, planteó que durante el primer año debiera buscarse algún sistema de compensación, considerando que los tiempos de demora para la dictación del decreto habrían permitido que “se llevara a cabo la carrera olímpica, que involucró que la pesca industrial ya capturara un gran porcentaje de su cuota”.