• Tras conocerse últimos estudios que confirman un avance significativo de la enfermedad en nuestro país y la confirmación que sólo una política preventiva podría frenar su aumento. Se prevé que el número de casos subirá un 77,6% en los próximos 21 años y el número de muertes aún más.

Son varios los proyectos de Ley que se están tramitando en el Congreso en materia de Salud, muchos de los cuales deberán ser revisados con urgencia por los parlamentarios, al reanudarse el trabajado legislativo. No obstante, para el senador de Renovación Nacional, Francisco Chahuán, se debe priorizar el avance de la Ley del Cáncer, la cual todavía se encuentra en la Comisión de Salud del Senado.

Sobre todo después de conocer el informe de la Agencia Internacional de Investigación sobre el cáncer (IARC), la cual elaboró una proyección que estima que en Chile el número de casos aumentará 77,6% en los próximos 21 años, pasando de los actuales 53.365 a 94.807 pacientes en el año 2040. Más preocupante aún, que el número de muertes crecerá aún en un 95,8% que las personas que padezcan cáncer.

 “Es una señal preocupante y obliga poner a fondo el acelerador a fondo en la Ley del Cáncer que hemos propuesto, así como también en el Plan Nacional del Cáncer donde hayan centros regionales para atender pacientes y trabajar en mayores coberturas tanto de mamografías como de Papanicolaou. Se debe enfrentar con fuerza y premura la primera causa de muerte en mujeres en nuestro país: el cáncer de mama y el cáncer en el cuello del útero; y en los hombres que hay que hacer una campaña de prevención particularmente por el cáncer de próstata y colon rectal”, sentenció el senador Chahuán RN, miembro de la comisión de Salud del Senado.

Se trata de uno de los mayores anhelos de diferentes agrupaciones de pacientes y fundaciones ligadas al cáncer, los cuales vienen luchando por años para generar una iniciativa legal. Por eso, el proyecto de Ley del Cáncer y el Plan Nacional de Cáncer van en la misma dirección tienen como objetivo aumentar el número de especialistas y nuevos centros de alta complejidad: la zona norte, la zona central, la Región Metropolitana, la zona centro sur y dos para la zona sur y la creación de un Registro Nacional de Cáncer con información de todos los pacientes, con el fin de poder desarrollar mejor las políticas públicas e implementando de estrategias prácticas de prevención, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y cuidados paliativos.

Pero claramente, para el parlamentario ninguno de esos avances tendrá un impacto directo en la población, si es que no se prioriza el proyecto para sacarlo lo antes posible como Ley de la República.