· Tras encuentro de representantes de entidades que buscan resguardar el humedal en ambas comunas, el parlamentario emplazó al alcalde Vera a apurar definiciones y adoptar al menos las medidas ya implementadas por Santo Domingo. En la ocasión se acordó creación de mesa de trabajo en la Gobernación Provincial.

El senador Francisco Chahuán encabezó una reunión con representantes de la Corporación de Desarrollo de Santo Domingo y la Corporación Ambiental de San Antonio para buscar fórmulas conjuntas que permitan avanzar en la protección de la desembocadura del río Maipo y llamó al alcalde Omar Vera a que entienda “que se trata de una zona de una biodiversidad muy rica que debe ser resguardada”.

Tras el encuentro, que contó con la presencia del concejal de Santo Domingo, Dino Lotito y el administrador municipal de dicha comuna, Francisco Devia, el parlamentario explicó que se acordó “avanzar hacia una declaratoria de zona protegida del humedal y programar una mesa de trabajo que incorpore a todos los actores para lograr acuerdos”. También participaron miembros de las Fundaciones Cosmos y Mar Adentro, vinculadas al tema.

Chahuán hizo un llamado al alcalde Vera a “entender que es zona con una gran biodiversidad, debe ser protegida”, destacando que “Santo Domingo ya ha tomado acciones al respecto y estableció cambios en el plano regulador, pero San Antonio aún no hace lo propio, por lo que la idea es que se genere un proceso conjunto y esta comuna adopte al menos las que ha impulsado Santo Domingo”. Vale señalar que una de las riberas de la desembocadura es parte de Santo Domingo y la otra está dentro de los límites de San Antonio.

El concejal Dino Lotito explicó que la idea es poner en valor la desembocadura del río Maipo, asunto que en Santo Domingo se viene trabajando hace tiempo. Precisó que “el lugar fue declarado zona protegida a través de un decreto y luego una ordenanza estableció sanciones por daños, pero ahora queremos dar un paso mayor y declararlo sitio Ramsar o santuario de la naturaleza, para proteger una zona que es muy estudiada por su rica biodiversidad, pues alberga gran variedad biológica y sirve de refugio para aves migratorias”.

El edil recordó que “la desembocadura limita en dos comunas, por lo que es necesario que coordinemos acciones para llegar a buen puerto; hay que trabajar unidos, no se puede declarar protegida solo una ribera y el desafío es que las partes lleguen a acuerdo para proteger la zona”.

Finalmente, el administrador municipal de Santo Domingo, Francisco Devia, manifestó su confianza en lograr consensos y “sentar los cimientos de una propuesta conjunta para generar un programa de protección del humedal”. Explicó que la cita sirvió para revisar los avances, las inquietudes y la propuesta de San Antonio, en el marco de lo cual se acordó crear una mesa de trabajo en la Gobernación Provincial que integre a todos los actores relacionados con el tema, para presentar un documento único en torno a la protección de humedal y avanzar hacia una declaratoria de Santuario de la Naturaleza o sitio Ramsar.