Parlamentario se reunió, por separado, con la titular de la Subsecretaría de Redes Asistenciales y profesionales médicos del centro asistencial quillotano que se están movilizando para lograr la activación del uso de camas que, a su juicio, podrían aliviar la situación de los pacientes de esa unidad.

El senador Francisco Chahuán se reunió con dirigentes del Hospital San Martín de Quillota y la subsecretaria de Redes Asistenciales, Ana Gisela Alarcón, para abordar la “situación crítica” por la que atravesaría la unidad de Urgencia de ese recinto asistencial y pedir que se generen las condiciones para poder hacer uso de 18 nuevas camas en sistemas modulares que no han podido ser empleadas por razones de tipo administrativo.

El médico internista del Hospital quillotano, Magallanes Nahmías, explicó que el encuentro se produjo luego de reuniones con autoridades de la Dirección del Servicio de Salud Viña del Mar – Quillota, del Ministerio de Salud, Intendencia y el municipio, considerando que “esto ya escapa a un asunto técnico del hospital y se ha transformado en un tema político que está fuera de nuestro alcance resolver.”

Nahmías dijo que “los pacientes de la unidad de Urgencia deben someterse a esperas prolongadas en camillas, sin acceso a camas de hospitalización regular en los diversos servicios clínicos, lo que impide nuevos ingresos e implica largas horas de espera y poner en riesgo la salud y vida de esas personas.”

El profesional dijo que en este contexto, lo que buscan es que “las 18 camas con sistemas modulares, proyecto que se empezó a ejecutar hace unos 9 meses y está casi listo, se ponga en marcha, de manera de aliviar la situación”.

Vale señalar que dicha infraestructura fue gestionada, licitada y adjudicada por autoridades del hospital y el servicio que no siguen en funciones y que “si bien el tema de personal para operarlo no estaba resuelto, se había comprometido contratación vía honorarios, lo que no ha ocurrido”.

Nahmías lamentó que “el director entrante del hospital no ha reconocido la posibilidad de completar el financiamiento de la unidad en términos de estructura equipamiento y personal, lo que nos ha motivado a movilizarnos”.

Por su parte, el senador explicó que planteó la situación a la subsecretaria de Redes Asistenciales, Ana Gisela Alarcón y la necesidad de generar las condiciones para poner en funcionamiento las dependencias “a pesar que no han sido entregadas porque no están los ítemes presupuestarios requeridos para habilitarlas”. Al respecto, dijo que “hoy la estructura está terminada y podría ser útil para superar el escenario en que está la unidad, por lo que existe un compromiso de parte de la Subsecretaría de evaluar la situación y estudiar un adelantamiento de personal del nuevo hospital biprovincial, independientemente de la investigación sumaria en curso por la eventual responsabilidad de llamar a licitación y construir sin disponer de los recursos para habilitar y poner en marcha” las obras en cuestión.

La concejal de Quillota, María Baeza, agradeció la disposición y gestiones del senador y afirmó que “con esto avanzamos y tenemos esperanzas de una solución”.