· Afirmó que “es un profundo error (…) y conociendo a Evo Morales, ya debe estar en portada de medios bolivianos el izamiento de sus pabellones en caletas chilenas como un apoyo a su causa y no como un reclamo legítimo de quienes viven en una situación dramática en nuestra zona”.

Junto con expresar su solidaridad, el senador Francisco Chahuán pidió a los pescadores artesanales de Caleta Portales, en Valparaíso, que “bajen las banderas bolivianas que izaron”, porque aun cuando “comprendemos su frustración, es necesario actuar responsabilidad para evitar que Evo Morales las utilice para victimizarse y por eso los esfuerzos deben centrarse en que el Gobierno chileno entienda que los problemas del sector deben ser atendidos”.

El parlamentario dijo que “hemos apoyado siempre a los pescadores artesanales pero, y lo digo con mucho cariño, este es un profundo error, porque de alguna manera daña la defensa de Chile ante la Corte de La Haya y va a ser un instrumento de Evo Morales para seguir en su campaña de victimización, por lo que esperamos que las retiren a la brevedad”.

Chahuán dijo que también hay que hacer un llamado al Estado de Chile y el gobierno “a entender que hay que tomar en serio su situación”. Al respecto, recordó que “cuando se entregaron bonos para compensar la veda de la merluza, varias caletas de la zona se quedaron sin el beneficio argumentando que su recurso era la jibia”.

Sostuvo que “por supuesto que hay frustración permanente, coincido y vamos a seguir apoyando, pero por favor hay que bajar las banderas, porque serán utilizadas para la victimización”.

A propósito, afirmó que “conociendo a Evo Morales, ya debe estar en portada de medios bolivianos el izamiento de esos pabellones bolivianos en caletas chilenas, como un apoyo a su causa, instrumentalizando el tema como herramienta interna e interpretándolo como solidaridad a la demanda boliviana y no como un reclamo legítimo de los pescadores artesanales de nuestra región, que viven en una situación dramática hoy nuevamente se ven golpeados por un derrame de Enap, al menos en Puchuncaví y Quintero”.