* Parlamentario plantea que la figura que reemplazará al intendente sea electa en votación universal directa y en el evento de que un candidato no supere el 45 % de los votos -o más de un 40% y una diferencia de diez puntos porcentuales- se proceda a una segunda votación entre los dos aspirantes que hayan obtenido las más altas mayorías relativas.
* Dijo que “la situación de Chiloé es un claro síntoma de que las regiones se sienten invisibilizadas por el centralismo” y las llamó a movilizarse para hacer entender al Gobierno que Santiago no es Chile.

El senador Francisco Chahuán llamó al gobierno a “forzar un acuerdo” en torno a la forma de elegir a los gobernadores regionales de manera que aquello “finalmente no sea la excusa para que no se traspasen las facultades y recursos necesarios para avanzar en una descentralización política efectiva”.

El requerimiento lo hizo durante el seminario Descentralización 2016 realizado hoy en el ex Congreso Nacional, durante el panel relativo a “Sistemas Electorales Regionales: La Experiencia Internacional Comparada. Alternativas para la elección de los gobernadores regionales”.

El parlamentario afirmó que “se le acabó el tiempo al gobierno, porque si bien se avanzó en el proyecto de ley que establece la elección de los gobernadores regionales”, no hay consenso en torno al mecanismo. En ese contexto emplazó al Ejecutivo “a forzar un acuerdo, considerando que algunos que han planteado que esto debe resolverse a través de mayorías absolutas; otros que sostienen que debiera definirse en base a mayorías relativas y hay une tercera opción que se inclina por un sistema mixto, como el usado en la mayoría de los gobiernos regionales”. A juicio de Chahuán, partidario de la tercera fórmula, “éste nos permitiría avanzar rápidamente en la elección del gobernador regional conjuntamente con los parlamentarios, el Presidente de la República y los consejeros regionales.”

El planteamiento supone la elección del Gobernador Regional –quien reemplazará al intendente- en votación universal directa y sostiene que “para darle mayor representatividad, en el evento de que un candidato no supere el 45 % de los votos o más de un 40% y una diferencia de diez puntos porcentuales, se procederá a una segunda votación entre los dos aspirante que hayan obtenido las más altas mayorías relativas, resultando electo el que obtenga más sufragios, de acuerdo a los mecanismos que establezca la ley respectiva.”

El senador dijo que “la situación de Chiloé es un claro síntoma de que las regiones se sienten invisibilizadas por el centralismo, por la colusión de la elite política y económica que no ve lo que está más allá de los límites de la Región Metropolitana y por eso el llamado es, por un lado a movilizarse y, por otro, a generar un acuerdo para definir el sistema electoral, con traspaso de facultades y de recursos, para avanzar desde el 7% de administración que tienen los gobiernos regionales de su presupuesto a, a lo menos a un 36%, como era el acuerdo con la Subsecretaría de Desarrollo Regional”.