El senador Francisco Chahuán pidió al gobierno urgencia para el proyecto que modifica la ley sobre cuentas corrientes bancarias y cheques, tipificando y sancionando las transferencias indebidas de fondos realizados por medios electrónicos, presentado en diciembre del año pasado y que actualmente se encuentra en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia.

El legislador dijo que “es importante que los bancos extremen las medidas de seguridad y vayan antes que los delincuentes, pero nosotros también debemos hacer nuestra parte, asumir y enfrentar esta nueva realidad de manera activa”. Agregó que “el clonaje de tarjetas de crédito, que ha aumentado sustantivamente afectando a miles de chilenos en el último tiempo, nos mantiene en un estado de vulnerabilidad permanente, por lo que debemos generar las condiciones para desincentivar a los delincuentes”.

El senador explicó que el 1 de abril de 2005 se publicó la ley N° 20.009, que limita la responsabilidad de los usuarios de tarjetas de crédito por operaciones realizadas con tarjetas extraviadas, hurtadas o robadas, en cuyo artículo 5° se describen las conductas constitutivas de delito de uso fraudulento de tarjeta de crédito y se establece que la pena que debe aplicarse a tales ilícitos es la de presidio menor en cualquiera de sus grados. Si la acción realizada perjudica a terceros, se establece la aplicación de dicha pena en su grado máximo.

Valorando ese cuerpo legal como “instrumento muy eficaz para la represión de dichas acciones dolosas”, el proyecto presentado el año pasado sostiene que “también ha de sancionarse el vaciamiento de cuentas corrientes a través de internet o mediante transferencias electrónicas indebidas”.

El parlamentario dijo que “el gran desarrollo de la tecnología informática ha posibilitado la aparición de nuevas formas de delinquir, por lo que también se deben establecer nuevas figuras delictivas.”

En virtud de lo anterior, precisó la importancia de apurar el trámite de la iniciativa que modifica la Ley de Cheques y Cuentas Corrientes Bancarias, contenida en el Decreto con Fuerza de Ley N° 707, del Ministerio de Justicia, de 1982, agregándose un artículo 22 bis nuevo, del siguiente tenor: “Será penado con presidio menor en cualquiera de sus grados y multa del doble del monto transferido quien, por medios electrónicos y en forma indebida, obtenga, transfiera o disponga de recursos y valores de las cuentas corrientes, a la vista o electrónica de los clientes de las instituciones bancarias o financieras.

La iniciativa también señala que “si quienes cometen el delito descrito precedentemente son funcionarios o empleados de dichas instituciones, o terceros ajenos, pero con acceso autorizado por éstas a los sistemas de las mismas, se aplicará la pena correspondiente, en su grado máximo”.