· Parlamentario planteó la urgencia de agilizar el trámite del Estatuto Especial, que ingresó a la Cámara de Diputados en 2008, y llevar a cabo la consulta al pueblo isleño comprometida para el primer semestre de este año en el marco de la creación de una extensa área marítima protegida.

El senador Francisco Chahuán reiteró la necesidad de que el Gobierno agilice la tramitación de una serie de proyectos que atañen a la Isla de Pascua y afirmó que “al Estado de Chile se le está acabando el tiempo” con Rapa Nui.

Las declaraciones las formuló tras regresar de ese territorio insular luego de participar en la celebración de los 50 años de la ciudadanía chilena de la Isla, conmemorada a partir de la promulgación de la Ley Pascua, que la reconoció administrativamente en 1966.

El parlamentario sostuvo que “al conmemorarse los 50 años de la civilidad en la Isla después de la revolución no violenta encabezada por Alfonso Rapu, uno debiera preguntarse qué ha pasado en este medio siglo, porque si bien se trata un tiempo marcado por el progreso, también ha estado marcado por las deudas del Estado respecto del estatuto especial y de inmigración, entre otras materias”.

Chahuán afirmó que “es fundamental abordar los asuntos que dicen relación con la capacidad de carga que tiene la isla, temas de identidad y de oficialización de la lengua rapa nui y es prioritario hacerse cargo del diálogo permanente con todas las instancias, lo mismo que de la preservación y conservación de la zona marina costera protegida, de manera de resguardar la biodiversidad de la zona”.

El senador que representa a Rapa Nui añadió que es “urgente y necesario agilizar el envío y tramitación de estos proyectos, a lo que se suma la importancia de cumplir con los compromisos internacionales que se han adquirido”. En esa línea, recordó que durante la conferencia internacional Our Ocean 2015 (Nuestro Océano), realizada en octubre pasado en Valparaíso, el Gobierno comprometió una consulta indígena en el marco del anuncio, entre otras cosas, de la ampliación de las Áreas Marinas Protegidas en la Isla de Rapa Nui, que cubrirá cerca de 720.000 kilómetros cuadrados. Chahuán aseguró que “hasta ahora, no ha cumplido la palabra empeñada y el llamado es a que lo haga”.