El parlamentario precisó que en ambas localidades de la Región de Valparaíso el fuego ha arrasado más de 17 mil hectáreas y hay sectores habitados sin acceso a agua potable.

El senador Francisco Chahuán planteó la necesidad de que el ministro de Agricultura, Carlos Furche declare zona de emergencia agrícola a las comunas de Casablanca y Santo Domingo, que han perdido más de 17 mil hectáreas a raíz de los últimos incendios forestales y en las que hay sectores que se mantienen sin acceso a agua potable.
El parlamentario precisó que en Casablanca “ya se han quemado más de 7 mil hectáreas, hay un incendio activo en el sector de Tapihue, en tanto que en La Vinilla, que es la zona habitada más próxima, se encuentra sin agua, por lo que hay 220 viviendas si acceso a ese elemento.”
Chahuán agregó que en Santo Domingo hay cerca de 10 mil hectáreas quemadas y el sector de La Capellanía tampoco tiene acceso a agua, por lo que ha realizado gestiones con Esval para que a lo menos un camión aljibes pueda llegar a la zona “donde los vecinos están desesperados.”
El senador subrayó la urgencia de que el secretario de Estado declare en esa condición ambas localidades de la Región de Valparaíso, medida que ya había solicitado antes para paliar los efectos de la sequía y las heladas, pues ello permitiría que los parceleros que lo perdieron todo puedan renegociar créditos y buscar fórmulas para estar en condiciones de enfrentar las temporadas de invierno, considerando la pérdida de forraje y que esta emergencia antecede la temporada más dura del año.

11