El senador Francisco Chahuán valoró la disposición de la ministra de Vivienda, Paulina Saball, de reunirse con vecinos del Cerro Merced para verificar en terreno las necesidades más urgentes que persisten entre los afectados por el incendio que en abril pasado dejó a más de 3300 familias damnificadas en 7 cerros de Valparaíso.

Sin ahondar en torno a la interpelación a la que será sometida la secretaria de Estado el próximo jueves por este tema en la Cámara de Diputados, el senador por Valparaíso dijo que “hoy agradecemos la presencia de la ministra en este lugar para que escuche de los propios vecinos cuáles son sus principales inquietudes y necesidades pues, a pesar los de los esfuerzos desplegados por el delegado Andrés Silva, persisten temas que hay que resolver”.

Chahuán precisó que “creo que la manera de resolver este tema de manera definitiva es generando una institucionalidad permanente para Valparaíso, con recursos y facultades extraordinarias, no obstante le hemos pedido a la ministra que apure el tranco porque quienes hemos trabajando acá desde el primer día tenemos que hacer de puente y aportar de manera concreta”.

Dijo que hoy le hemos manifestado “las dificultades de coordinación entre el gobierno regional y el central, que hay viviendas de emergencia que se llueven, que aún hay gente en carpa en cerro El Litre y la quebrada Kayser, que hay conflictos con el alcantarillado en diversos sectores y el retiro de escombros en la subida Troncoso, que hay quienes han recibido viviendas y no las han podido instalar porque faltan obras complementarias, que hay riesgo sanitario por la presencia de roedores, que faltan conexiones sanitarias y alumbrado público y que aún falta entregar más de mil viviendas de emergencia”.

Chahuán aclaró que “no estoy conforme con como están las cosas, falta mucho por hacer, pero ésta es la manera de trabajar”, resaltando que “más allá del legítimo derecho de los diputados de utilizar una herramienta como es la interpelación, eso debe ser complementado con el trabajo en terreno, para solucionarle los problemas a las personas, pues hay quebradas donde aún no llega ayuda coordinada y sistemáticamente, por ejemplo en los cerros Las Cañas y Mariposas y situaciones como la falta de disponibilidad de baños en campamento Santa Teresa, entre otros lugares”.

Dijo que “es importante, más que buscar puntos políticos, ayudar a resolver los problemas, que en términos generales tienen que ver con descoordinación en la elaboración de las fichas EFU –que en algunos casos se han hecho más de 10 veces sin que las personas figuren como damnificadas- abordar la situación de pymes y mipymes, para lo que, explicó “hemos pedido respaldar nuestra solicitud de que se posterguen pagos para créditos de consumo e hipotecarios de los afectados”.

Vale señalar que, a través del programa Vamos que se Puede, Chahuán ha impulsado el apadrinamiento de unas 200 familias damnificadas y la entrega de cerca de 600 toneladas de materiales de construcción, alimentos, medicamentos, frazada y vestuario, entre otros insumos y ayuda.