El senador Francisco Chahuán planteó al subsecretario de Prevención del delito, Antonio Frey, la necesidad de reevaluar la permanencia de funcionarios de las Fuerzas Armadas en sectores de Valparaíso que fueron devastados por el incendio del 12 de abril, a raíz de hechos de violencia registrados anoche, una vez que se levantó el estado de excepción.

Junto al presidente del Comité de Vivienda Sor Teresa de Pampa Ilusión, Anselmo Villarroel, sostuvieron que hay que reforzar la seguridad de algunos sectores.  Villarroel dijo que tras el fin del estado excepcional “nos sentimos solos, desamparados y a la merced de la delincuencia, pues no había pasado ni un par de horas desde la partida de los militares y pasamos una noche nefasta, con balacera y un robo en el centro de acopio”.

Por lo mismo, ambos valoraron la disposición del subsecretario Frey de exponer la situación al Ministerio del Interior.

El dirigente sostuvo que “fuimos blanco de la delincuencia, porque dos carabineros para resguardar a más de 60 familias en viviendas de emergencia no son suficientes, pues éstas “no tienen seguridad ni protección y hubo vecinos que debieron repeler asaltos a escopetazos”.  Por lo mismo, dijo, “no queremos tener que armarnos para proteger lo poco que tenemos sino que las FF.AA. estén y nos resguarden”.

En esa línea, el senador Chahuán pidió reevaluar la permanencia de personal de las FF.AA. en el lugar o “un contingente policial de envergadura, porque dos funcionarios de Carabineros para 64 familias no bastan cuando hay gente de otros lugares que viene a robar y la gente tiene cosas en sus patios”.

El parlamentario dijo que también abordó el tema con el general Julio Pineda, quien se habría comprometido a reforzar la seguridad, pero así y todo insistió en la necesidad de mantener medidas especiales mientras la situación no se normalice.

Asimismo, llamó a la ciudadanía a “colaborar, a terminar con la indolencia, pues aquí aún se requiere de mucha ayuda y contención emocional”, a propósito del caso de suicidó que se registró en el campamento.  “Los vecinos no han podido hacer el duelo por la pérdida de sus bienes, han debido parar sus viviendas, que están incompletas, por lo que se requiere apoyo físico y emocional, muchas manos y ayuda”.

A propósito, el senador por Valparaíso reiteró la invitación a participar en la campaña que impulsó para que una familia no damnificada se contacte con una que sí lo es, la apadrine y se comprometa a suplir necesidades concretas, dentro de sus posibilidades.”Interesados en participar pueden inscribirse en www.vamosquesepuede.org