· En la conmemoración del 198º aniversario del Día de la Marina Mercante Nacional, lamentó que la “incapacidad del gobierno para definir un plan nacional de infraestructura portuaria” estaría “condenando a nuestros terminales marítimos a ser puertos de cabotaje”, considerando el crecimiento de Guayaquil y Callao.

El senador Francisco Chahuán manifestó la necesidad de “defender a la marina mercante nacional” y sostuvo que eso implica “evitar la apertura del cabotaje”, actividad que a su juicio debe seguir siendo realizada por tripulantes chilenos y cuya formación debe fomentarse.

El parlamentario expresó, asimismo, su confianza en la aprobación de las indicaciones en ese sentido presentadas al proyecto de ley que se encuentra en el Senado, las que buscan resguardar el cabotaje y afirmó que “las banderas de conveniencia son un atentado a la seguridad nacional, por lo que hemos pedido al ministro de Defensa el respaldo en esta dirección.”

Las declaraciones las formuló en la ceremonia de conmemoración del 198º aniversario del Día de la Marina Mercante Nacional, celebrado en el Museo Marítimo del Cerro Artillería, en Valparaíso.

Decisiones sobre megapuerto

En la oportunidad, el senador lamentó nuevamente el twit a través del cual la Cancillería informó sobre supuestas resoluciones en materia portuaria y dijo que “el error de la Cancillería revela la incapacidad que ha tenido el gobierno para definir un plan nacional de infraestructura portuaria”.

Chahuán recordó que “hace dos 21 de mayo la Presidenta anunció un megapuerto en la zona central, pero ni el ministro de transportes ni nadie han tomado definiciones”. Al respecto, dijo que “nosotros hemos sostenido que debe haber un megapuerto en San Antonio y una mega infraestructura portuaria -a escala de ciudad patrimonial- en Valparaíso, con un terminal 3 en Yolanda, que se complementen.”

El parlamentario cuestionó que “con esta incapacidad para tomar decisiones pasa el tiempo y seguimos perdiendo competitividad, no solamente con El Callao, sino también con Guayaquil, que está haciendo inversiones millonarias, con lo que se está condenando a nuestros terminales marítimos a ser puertos de cabotaje.”

Finalmente, además de acusar “improvisación y falta de seriedad”, dijo que la situación muestra “incapacidad de abordar el tema otorgándole a la política nacional portuaria una condición de prioridad en nuestro país, lo que es grave pues más allá de las diferencias que se puedan tener con el TPP, el Océano Pacífico se va a transformar en el marco natural del comercio exterior en el mundo.”