El senador Francisco Chahuán manifestó la necesidad de perfeccionar la ley de Donante Universal, pero se mostró contrario a la iniciativa de establecer un derecho preferente a ser receptor de órganos para aquellas personas que se han declarado como donantes pues a su juicio “ello supondría un dilema médico y ético importante y  podría vulnerar algunas garantías constitucionales”.

El legislador formuló estas declaraciones luego de participar en la comisión de Salud que debatió en torno a la propuesta de algunos de sus pares en torno a privilegiar, a la hora de requerir un órgano, a quienes hubieran declarado su voluntad de ser donantes, en desmedro de quienes hubieren manifestado su negativa.  En la ocasión se recibieron opiniones de monseñor  Fernando Chomalí y abogados constitucionalistas tales como Angela Vivanco .

El integrante de esa instancia legislativa sostuvo su disposición contraria a la iniciativa pues “es muy difícil en términos éticos y médicos poder establecer la misma condición sanitaria de dos personas que son potencialmente donantes y además se estarían vulnerando eventualmente garantías constitucionales”.

El parlamentario explicó que el proceso de votación del articulado se iniciará durante la próxima sesión, lo mismo que respecto de la propuesta del Ejecutivo de considerar nulas las declaraciones de quienes decidieron no ser donante e ingresaron a dicho registro.  A propósito, Chahuán dijo que “si bien siempre propicié la ley de donante universal y creo que hay que dar una nueva oportunidad a las personas que se han pronunciado en contrario, hay que hacerlo dentro de otra etapa procesal, al momento de renovar la licencia de conducir, la cédula de identidad u otra distinta, pero no se puede hacer por el solo ministerio de la ley, pues se podría estar expropiando la autonomía de la voluntad de las partes al momento de manifestar una opinión.”

Agregó que “más allá de los cambios legislativos que estamos generando para mejorar la ley, tenemos que impulsar cambios de cultura, avanzar hacia una cultura de la solidaridad” y sostuvo que “es necesario que el Ministerio de Salud adopte todas las medidas y destine los recursos necesarios para tener procuras oportunas de los órganos, cuestión que hasta ahora no ha estado garantizada y esperamos sea considerada en la Ley de Presupuesto.”

Finalmente, el legislador recordó que 1800 personas requieren urgentemente un órgano, 1500 necesitan tejido y unas 2 mil están en riesgo básicamente por falta de medidas preventivas, “por lo que estamos hablando de más de 5 mil chilenos que están en riesgo, lo que hace imperativo mejorar la ley,  y más aún si consideramos que 2 millones 800 mil personas han manifestado su voluntad de no ser donantes.”