El senador de Renovación Nacional Francisco Chahuán es un conocido católico. Trabajó mucho tiempo en las misiones cristianas desde los 14 años, pero fue en 1988, al final de su época escolar, cuando pensó seriamente en el
sacerdocio. Estaba en su acto de graduación del colegio Sagrados Corazones de Viña del Mar, cuando sucedió algo inesperado: “El día que egresé del colegio a mi padre le dio un infarto. Estuvo más de 15 minutos sin signos vitales y Dios me lo regaló exactamente cinco años. Ahí decidí dedicarme al servicio público”

Lee la entrevista completa>>