El senador Francisco Chahuán calificó como un “hecho histórico” la aprobación del proyecto que crea un subsidio nacional para el transporte público remunerado de pasajeros, incrementando los recursos del subsidio y creando el fondo de apoyo regional (FAR), pues éste asegurará aportes para las regiones hasta 2022 e incorpora al transporte menor.

El presidente de la Comisión de Transportes dijo que el despacho de la iniciativa  en la Cámara Baja -por 99 votos a favor y 1 abstención- permite asegurar los recursos del efecto espejo del Transantiago para las regiones para los próximos 10 años, lo que equivale a  15 mil millones de dólares hasta el 2022 y “un verdadero cambio de paradigma del transporte público en el país”.

Chahuán dijo que “nosotros queremos un transporte público de calidad, no solamente en la Región Metropolitana, sino en todas las regiones del país” y resaltó que “con la aprobación del subsidio para el sector vamos a permitir extenderlo al transporte rural; aumentar el que se destina  a las zonas aisladas; incorporaremos a los taxis y taxis colectivos por primera vez; y generaremos un efecto cascada de los recursos, para ir acumulándolos y que no se pierdan anualmente.”

El legislador sostuvo que “también es relevante que finalmente tengamos un sistema que permitirá hacer un seguimiento al transporte público en las regiones, de manera de poder cuantificarlo y medirlo, tal como en la región Metropolitana.”

Por último, Chahuán valoró que la iniciativa aprobada “abrirá la posibilidad de incorporar el transporte público suburbano a  través de un sistema de trenes o del potenciamiento de, por ejemplo, el Merval en Valparaíso y sistemas análogos.”