El senador Francisco Chahuán calificó como “un avance que no satisface todas las pretensiones” la aprobación unánime de la llamada ley Emilia en la Comisión Mixta constituida para zanjar las discrepancias surgidas entre las dos Cámaras respecto del proyecto que modifica la Ley de Tránsito en lo relativo a quienes causaren lesiones gravísimas o la muerte de otras personas conduciendo en estado de ebriedad.

El parlamentario explicó que  finalmente quedó establecida, como piso, una pena de 5 años y un día para aquellos conductores que “en estado de ebriedad o bajo los efectos de sustancias psicotrópicas incurriere en un accidente con resultado de muerte, en el caso de reincidencia, en caso que el conductor tuviese como oficio el transporte y en caso del conductor que huya del lugar del accidente sin prestar auxilio a la víctima.”

Sobre el último punto, precisó que “logramos incorporar el caso en que el conductor huyera sin prestar auxilio, lo que era parte de una indicación que presenté se explica, porque el 50 % de los conductores que se ve involucrado en un accidente se escapa del lugar”.  Agregó que dicha cifra se eleva al 60% en la región de Valparaíso y alcanza el 80% en la Región de Aysén.

A juicio de Chahuán “éste es un avance que creemos es muy relevante pues el texto de la Ley Emilia permite entregar herramientas a los jueces para los efectos de sancionar más drásticamente estos casos, aun cuando no satisface completamente la lucha que han dado Carola y Benjamín para lograr fijar nuevas sanciones ejemplificadoras.”