El senador Francisco Chahuán destacó la promulgación de la nueva ley de violencia en los estadios, que tendrá lugar mañana en La Moneda, tras cinco años desde que la moción fuera presentada el proyecto en la Cámara de Diputados y dijo que “se trata de una nueva herramienta de la que dispondrán los amantes del fútbol y las familias chilenas, para recuperar el derecho a disfrutar de espectáculos deportivos en ese tipo de recintos”.

El legislador explicó que presentó la iniciativa en 2007, siendo diputado, para “resguardar el derecho a participar en paz en actividades que debieran ser fuente de sana recreación, sin tener que cederlas a aquellos que gustan de causar disturbios”. Vale señalar que a dicha propuesta legal el gobierno sumó otras mociones, las que fueron refundidas para dar paso a esta ley.

El senador valoró que en el nuevo contexto “se hará responsables a los clubes y subsidiariamente a la ANFP por los daños que se produzcan en partidos calificados de alto riesgo y los organizadores de los espectáculos de fútbol profesional deberán contar con un jefe de seguridad, precisándose un perímetro de mil metros cuadrados para los efectos de configurar los delitos o las faltas que se cometieren en el lugar”.

Agregó que lo anterior está contemplado para “evitar que se tengan que destinar tantos efectivos policiales -más de mil en los estadios grandes- a dichos eventos, tensando el ambiente y afectando la seguridad pública del resto de las personas que viven en la comuna donde se encuentra el recinto.”
Dijo que entre las nuevas disposiciones se cuenta que “tratándose de dichos espectáculos, deberá entregarse una caución de 2 mil UF para la reparación de los daños a los bienes públicos que se produjeren, dispone el empadronamiento renovable de las barras y se castiga por primera vez en forma drástica la reventa de boletos, fijando multas de entre 4 y 20 Unidades Tributarias Mensuales a aquellas personas que infrinjan la norma y una pena accesoria que supone la prohibición de asistir a espectáculos deportivos”.