• Ante la crisis más grave de los últimos años en el aumento de transmisión de VIH, los parlamentarios se efectuaron el test personalmente para comprobar su fácil uso y solicitaron disponer del dispositivo en Universidades, Servicios Públicos y espacios de alta afluencia de personas.

Se trata de Test Rápidos de última tecnología, que permiten en 15 minutos saber si eres o no portador del Virus VIH – Sida. Un sistema confidencial y con un 99% de seguridad. A juicio del senador Francisco Chahuán, estos dispositivos deben estar disponible lo antes posible para toda la población, en particular para los grupos de riesgo, como jóvenes, entre otros.

Junto a los diputados de la Comisión de Salud de la Cámara, Erika Olivera, Andrés Celis y Jorge Duran, el senador Francisco Chahuán hizo un llamado a al Ministerio de Salud y a la población. “Tenemos un 50 % de la población que no sabe que tienen VIH y eso implica una cifra negra de al menos 10 personas contagiadas por día, lo que puede llegar a ser una verdadera pandemia, por eso el llamado que queremos hacer es a la responsabilidad y pasar justamente del discurso a la acción”

Como una forma de motivar a la ciudadanía, los parlamentarios se realizaron personalmente el test rápido para demostrar su facilidad de uso y rapidez “esto nos va a permitir localizar políticas publicas responsables en esta materia. Del mismo modo le hemos pedido al Ministerio de Salud que estos Test Rápidos, que son comúnmente usados en países desarrollados, también puedan usarse y este disponibles en las Farmacias de nuestro país”, agregó Chahuán

Por su parte los miembros de la Comisión de Salud, apoyaron completamente la iniciativa. “Sabemos que en Chile VIH es muy alto, casi un 50% como lo han dicho los estudios y pensamos que es la población más joven la que debe tomar conciencia de lo que significa ser portadores de VIH y otros tipos de enfermedades de transmisión sexual”, sostuvo la diputada Erika Olivera.

En la misma línea el diputado Andrés Celis apuntó a la presencia de los test rápidos en todos los lugares posibles. “Es tanto el contagio que existe en nuestro país que debemos abrir mayores posibilidades para que independiente a que organizaciones sociales sin fines de lucro lo puedan tener, así como hospitales públicos o Cesfam, es indispensable que una persona pueda ir a una farmacia privada para adquirirlo”.