· Durante la sesión especial de la Cámara Alta convocada para abordar los incidentes registrados en recintos deportivos, legislador planteó la posibilidad de que la Asociación Nacional de Fútbol (ANFP) destine parte de sus ganancias para que los clubes implementen programas de educación contra la violencia.

El senador Francisco Chahuán planteó la necesidad de que la Subsecretaría del Interior y el programa Estadio Seguro expresen “voluntad de aplicar la ley para evitar que la violencia en los recintos deportivos quede impune” y mejore la coordinación entre los distintos actores vinculados a la organización de eventos masivos, de manera de “impedir que la violencia siga ganando espacios que le pertenecen a la familia”.

El parlamentario formuló estas declaraciones durante la sesión especial que se realizó hoy en el Senado –a solicitud suya- para analizar los últimos incidentes ocurridos en recintos deportivos, que terminaron con personas heridas y millonarios destrozos.

Chahuán subrayó la relevancia de que la Asociación Nacional de Fútbol (ANFP) destine a los clubes parte de sus ganancias para la implementación de programas contra la violencia, precisando además que es fundamental “mejorar la coordinación entre las autoridades públicas, que tienen que ver fundamentalmente con las autorizaciones de partidos, y la Asociación Nacional de Fútbol (ANFP); los clubes, las policías y el Ministerio Público, para impedir que la violencia siga ganando espacios en espectáculos de esta naturaleza.”

El senador afirmó que “el fútbol chileno asimiló lo más cruel de la sociedad, pues la desigualdad es terrible: por un lado somos campeones de América, con ganancias históricas, y por otro damos un triste espectáculo en materia de violencia.”

En la misma línea, indicó que “la mayoría de los clubes, salvo los grandes, administra pobreza y aunque estén bajo la lógica de las Sociedades Anónimas Deportivas, casi todos -con suerte -llegan a fin de mes para pagar los sueldos. Y esa es la realidad”.

Entonces, prosiguió Chahuán, “la pregunta es si son ellos los que tienen que financiar una lucha que además es social, mientras los demás actores se lavan las manos”.

El senador dijo que “obviamente los clubes deben asumir responsabilidades, pero esto no pasa sólo por aumentar en 100 ó 200 los guardias en cada partido, sino que requiere una solución integral, que tiene que ver con más responsabilidad social y educación, por supuesto, pero también que la ANFP pueda contribuir con parte de sus ganancias para subvencionar la implementación de un programa contra la violencia.”

Finalmente, Chahuán reiteró que “necesitamos autoridades políticas que estén dispuestas a aplicar la ley, lo que implica presentar las denuncias y querellas correspondientes, pues hoy existe una normativa que no se aplica”.