Con el objetivo de retomar las conversaciones respecto de las demandas exigidas por la Agrupación de Ex Conscriptos del Servicio Militar Obligatorio entre 1973 y 1990, los senadores Hernán Larraín (UDI) y Francisco Chahuán (RN) se reunieron con el ministro de Defensa, Jorge Burgos.

A la salida del encuentro, al que asistieron representantes a nivel nacional de los ex soldados, los parlamentarios precisaron que entre las peticiones del grupo se cuenta la obtención de una tarjeta de salud, equivalente a la que contempla elPrograma de Reparación y Atención Integral de Salud, una pensión de reconocimiento más bonificación según el grado, indemnización, becas para educación, así como también considerar la jurisprudencia o sentencias condenatorias en contra del Estado, para reparar a quienes perdieron la vida resguardando la bandera, incluyendo los casos de suicidios y a todos aquellos con secuelas en el caso de violación los derechos humanos.

El senador Hernán Larraín aseguró que durante los dos último gobiernos, junto al senador Chahuán y otros parlamentarios, se ha impulsado esta demanda “con éxitos muy relativos”.  Agregó que “hemos hecho nuestra esta causa y como hasta la fecha no tenemos un proyecto de ley que resuelva esta deuda que se tiene con los ex conscriptos, nosotros hemos retomado las conversaciones con el ministro Jorge Burgos”.

Chahuán, en tanto, lamentó que a pesar de los avances registrados en el tema durante el primer gobierno de Presidenta  Bachelet y que éstos se tradujeran durante la administración Piñera en una reunión e informe técnico de las Subsecretaría de Desarrollo Social, Hacienda, Interior y Defensa, “nunca llegó el proyecto de ley”.  Esto, aseguró, aunque dichos estudios “cuantificaron a los ex conscriptos que podrían ser eventualmente reparados, el tipo de reparación, que fueron presentados en la Cámara de Diputados y aun cuando informalmente el ministro del Interior nos ofreció ante dirigentes nacionales una solución, incluso con un monto.”

El objetivo de la reunión, sostuvieron los senadores, es retomar las conversaciones y que “ahora sí sea posible, con todos los estudios y antecedentes que se han recopilado, darles alguna repuesta, que bien se merecen quienes trabajaron al servicio de la Patria como conscriptos. Pensamos que esa deuda subsiste y de nuestra parte no vamos a abandonar la causa hasta que se pague”.

Por su parte, el Presidente Nacional de la Agrupación de Soldados ex Conscriptos, Víctor Calderón, dijo que “llevamos más de 16 años conversando con distintos gobiernos y creo que para la política de Chile sería bueno abordar este tema de manera transversal (…) y se concrete una ley de Estado de reparación a los soldados conscriptos”.