· El integrante de la Comisión de RR.EE. senador Francisco Chahuán planteó urgencia de activar la discusión de la iniciativa que busca otorgar nacionalidad chilena a los hijos de refugiados que hayan obtenido carta de nacionalización pero que hayan nacido fuera de Chile, de manera de terminar con su condición de apátridas.

El senador Francisco Chahuán destacó la aprobación unánime que dio la sala de la Cámara Alta al proyecto que establece la conmemoración en nuestro país del Día Mundial del Inmigrante y, por otro lado, el del Refugiado, considerando que “Chile se ha transformado en un receptor de personas en dicha condición y resulta necesario incorporar una visión de derechos humanos a nuestra legislación, versus la doctrina de seguridad nacional que imperaba hasta hace unos años”.

El integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado precisó que “hemos acogido a más de 2.500 personas que han huido de sus países de origen por situaciones de violencia política y, adicionalmente, Chile se ha transformado en país receptor de migrantes que buscan mejores condiciones de vida y trabajo, por lo que a través de una iniciativa de este tipo podemos destacar el cambio sustantivo de nuestra legislación en términos de darle una visión de derechos humanos versus la doctrina de seguridad nacional que imperaba en las décadas del 80 y 90”.

La iniciativa, que pasa a cumplir su segundo trámite legislativo en la Cámara de Diputados, consagra el 20 de junio como el Día Mundial de los refugiados y el 18 de diciembre como el Día Mundial de los Inmigrantes.
Por otra parte, Chahuán afirmó que “también pedimos enviar un oficio a la Presidenta de la República para que aplique urgencia a la ley de Migración y Extranjería, proyecto que ingresó el gobierno del Presidente Piñera en 2013 y está en la Comisión de Gobierno Interior, sin haber sido debatido.”

En la misma línea, planteó la importancia de activar la discusión de la iniciativa que busca otorgar nacionalidad chilena a los hijos de refugiado que hayan obtenido carta de nacionalización pero que hayan nacido fuera de Chile, de manera de terminar con esa situación discriminatoria. Al respecto, dijo que “muchos refugiados palestinos que llegaron a Chile hoy tienen condición de apátridas y es importante avanzar, porque va a permitir dar a la visión y a la política nacional de refugiados e inmigrantes una perspectiva de Derechos Humanos”.